fbpx

Sube los colmillos de un jabalí a Instagram y la Guardia Civil lo investiga por furtivismo

Lo guardas de una finca privada oyeron dos disparos y localizaron los dos animales decapitados. Una foto subida a Instagram por el supuesto furtivo ha permitido al Seprona investigarle.

Javier Fernandez-Caballero

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia investiga a una persona por la presunta comisión de un delito contra la flora y fauna y otro de daños, consistente en abatir dos jabalíes en dos días diferentes, animales que se encontraban en el interior de una finca privada vallada, según ha comunicado la subdelegación del Gobierno.

Los hechos se desarrollaron los días 24 y 25 de diciembre de 2020, cuando los guardas de la finca donde se registraron los presuntos delitos detectaron varios disparos y hallaron posteriormente los cuerpos de dos jabalíes abatidos y con el hocico cortado.

Por estos hechos, el representante de la empresa propietaria de la finca interpuso la correspondiente denuncia y, tras las investigación del Seprona, se tuvieron indicios que los animales podrían haber resultado abatidos desde una zona contigua al lugar, de acceso limitado.

Lo pillaron tras subir el trofeo de un jabalí a Instagram

La investigación se dirigió sobre una persona, que gestionaba un perfil relacionado con la caza en Instagram, en el que se detectó una fotografía del hocico de un jabalí en una fecha coincidente con la de los hechos denunciados. A su vez, se realizó una inspección en un taller de taxidermia ubicado en la Comunidad de Madrid, donde se incautó dos juegos de colmillos de jabalí que estaban a nombre del investigado, y que podrían estar relacionados con los dos incidentes de caza furtiva.

De este modo, tal y como afirman desde el instituto armado, se ha procedido a investigar a una persona como presunto autor de los delitos contra la flora y fauna y daños.