fbpx

La protectora que cobra 567.000 € por gestionar la perrera municipal de Burgos, sancionada por desatender a los animales

El Ayuntamiento de Burgos ha impuesto una multa de cerca de 6.000 euros a Spa Scooby, la empresa que también tiene contratos públicos por recoger animales abandonados en Zamora, Palencia y Medina del Campo.

protectora-perro-abandonado
© Shutterstock

El Ayuntamiento de Burgos ha acordado imponer una sanción de 5.819 euros a Spa Scooby, la empresa contratada desde el pasado mes de marzo para la recogida de animales de compañía y control de las colonias felinas en Burgos. Según ha informado Burgos Conecta, la protectora habría cometido un total de doce infracciones, seis leves y seis graves, desde que se hicieran con el servicio por el que cobrarían 567.725 euros.

Página del anuncio de adjudicación en el que se indica el importe total ofertado. © contratacióndelestado.es

La portavoz del equipo de Gobierno, Nuria Barrio, ha explicado que se cuenta con sendos informes del jefe del servicio de Medio Ambiente y Sanidad y de la técnico veterinaria en los que «se constata falta de atención a los animales y retrasos en la recogida y entrega de los mismos». Denuncias que también habían llegado al Ayuntamiento a través de Voluntarios Animales Burgos.

En cuanto a las seis infracciones leves, el citado medio afirma que habrían sido cometidas por la realización de servicios de recogida excediendo plazos. Además, habría habido numerosas quejas por no responder a las llamadas para recoger animales o tardar en entregarlos, pese a haber autorización municipal.

Ante esta situación, viendo que se habría incumplido el contrato de manera recurrente, se ha abierto ese expediente de penalidades. La imposición de estas se ha acordado en la Junta de Gobierno Local celebrada este jueves. La decisión se comunicará a la empresa, que dispondrá de diez días para formular alegaciones. Nuria Barrio ha recordado que «si la empresa no regulariza la situación y cumple con el contrato en todos sus términos, incluso se podría rescindir el mismo».

Según el contrato la multa debería haber sido de 8.515 euros

Jara y Sedal ha accedido al contrato público rubricado por Scooby y el Ayuntamiento de Burgos. Según este, la sanción debería haber sido superior, puesto que en la página 11 del acuerdo de adjudicación se considera como infracción muy grave «la comisión de 3 infracciones graves en un plazo máximo de 1 año». Teniendo en cuenta que la protectora adjudicataria habría cometido seis graves en 4 meses, la multa aparejada debería haber sido del «1,5% del precio de adjudicación del contrato» (567.725 euros), es decir 8.515,88 euros.

Una protectora que también cobra dinero público del Ayuntamiento de Zamora, Palencia y Medina del Campo

La empresa Scooby no solo tiene un contrato con el Ayuntamiento de Burgos. También ha cobrado dinero público por realizar el servicio de recogida de animales abandonados en otras importantes ciudades de Castilla y León.

Según la página web de contrataciones del estado, Spa Scooby realiza también el servicio de recogida de animales abandonados en otras provincias como Palencia -donde ha firmado contratos por valor de 69.858,88 euros-, Zamora –52.000 euros– y en localidades de Medina del Campo –60.000 euros-.