fbpx

RFEC y FEDEXCAZA reivindican el derecho a cazar en el Parque Nacional de Monfragüe

Han apoyado las reivindicaciones de la asociación Amigos de Monfragüe en defensa de un Parque Nacional para todos donde primen los aprovechamientos tradicionales como la caza

Imagen de la concentración. © RFEC
Imagen de la concentración. © RFEC

El presidente de la Real Federación Española de Caza, Manuel Gallardo y el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, han participado en la concentración que ha organizado la asociación Amigos de Monfragüe para defender el Parque Nacional y reivindicar las actividades tradicionales como la caza.

Durante el acto, celebrado en la pedanía de Villareal de San Carlos (Cáceres), más de 300 personas han reclamado junto a las entidades federativas la correcta aplicación de la Ley de Parques Nacionales para que se primen los aprovechamientos tradicionales como la caza, la pesca, la saca del corcho o la leña, ya que estas actividades sostenibles son la mejor herramienta de conservación de un espacio protegido.

En este sentido, los presidentes de la RFEC y FEDEXCAZA han reivindicado «un parque de todos y para todos» con la caza, la agricultura y la ganadería «como la mejor receta para Monfragüe». Tal y como se ha recordado durante el acto, los primeros nómadas que llegaron al Parque fueron cazadores atraídos por la gran riqueza de especies cinegéticas, lo que convierte a esta actividad en uno de los principales valores que ha esculpido la fisonomía del Parque Nacional.

Piden la modificación de la Ley 30/2014

Las entidades federativas han reclamado nuevamente la modificación de la Ley 30/2014, de 3 de diciembre, de Parques Nacionales, para evitar que se repitan situaciones como la matanza de 40 animales de caza mayor que llevó a cabo la empresa pública TRAGSA, en plena parada biológica de cría y reproducción de especies protegidas y cinegéticas, y por la que se presentó una denuncia ante la Sección de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado.

Desde la RFEC y FEDEXCAZA se recuerda que, ante el crecimiento exponencial de ungulados, no es lógico que se prohíban controles poblacionales a partir de acciones cinegéticas y al tiempo se produzcan matanzas de animales a través de empresas públicas con el coste que supone para las arcas del Estado. Además, esta prohibición supone un empobrecimiento ecológico, económico y social de los pueblos y zonas del entorno de las zonas protegidas, con lo que se demuestra que “no cazar en Monfragüe y en el resto de Parques Nacionales no puede ser una opción”.