Rescatan a un corzo y denuncian la muerte de otros 70 en un canal

Comparte con tus amigos










Enviar

Agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente burgalés han salvado la vida de una corza en el canal de Aranda de Duero (Burgos). Denuncian además la muerte de unos 70 machos y hembras anualmente en la zona.

26/4/2019 | Redacción JyS 

corzo canal
La operación de rescate de la corza. / Twitter

Agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos han intervenido en los últimos días en varios canales de riego cercanos a la localidad burgalesa de Aranda de Duero para rescatar a corzos que no pueden salir del agua por sus propios medios. 

En un vídeo difundido a través de sus redes sociales se ve cómo una corza no puede salir del agua y es ayudada con una cuerda por uno de los agentes. Finalmente alcanza la superficie y es liberada de una muerte segura. 

Tal y como denuncia la Asociación Sindical Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León (Apamcyl), siguen interviniendo con frecuencia en canales de riego para rescatar corzos que no pueden salir y «en años anteriores se han llegado a contabilizar más de 70 ahogamientos por campaña», afirman. Incluso varios usuarios responden a la publicación de la asociación dando muestras de la peligrosidad de los canales para los animales salvajes:

Más rescates recientes en canales

corzo canal
El cazador no dudó en lanzarse al canal para salvar al animal. / J.J.V.

El pasado 1 de abril Jara y Sedal publicaba cómo Juanjo Villalba, un joven cazador de 31 años y natural de Almoguera, localizaba un corzo atrapado en el canal de riego que cruza junto a la localidad alcarreña. No dudó un segundo en quitarse la ropa y lanzarse de cabeza al agua para salvar al animal. Las imágenes que filmó su amigo Ángel Velasco se convirtieron en virales.

Días antes, en el mes de marzo, las imágenes de un hombre que trataba de salvar desesperadamente a varios jabalíes que nadaban exhaustos en un canal de riego tuvieron gran repercusión en las redes sociales. Es común que en este tipo de instalaciones se les mojen las pezuñas a los animales al tratar de beber, caigan en ellas y ya no puedan volver a salir, de ahí que se hayan convertido en una auténtica trampa mortal. 

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here