fbpx

Este es el regalo de Reyes de los cazadores a la naturaleza: alimentar a la fauna silvestre

Miembros de la Sociedad de Cazadores de Montemayor, en plena Campiña cordobesa, han utilizado la mañana de este 6 de enero para repartir alimento y bebida a los animales de su coto.

Los cazadores dando de comer y beber a la fauna el Día de Reyes. © FAC

Los cazadores son grandes guardianes de la fauna silvestre y de la naturaleza. Esto es algo que se pone de manifiesto año tras año, cuando los cotos y sociedades de caza se implican con éstas gastándose sus propios fondos en conservarla. Y como para el campo no hay días festivos, tampoco el Día de Reyes se salva de ello, tal y como ha recordado la Federación Andaluza de Caza a través de su cuenta de Facebook.

En este caso, miembros de la Sociedad de Cazadores de Montemayor, en plena Campiña cordobesa, han utilizado la mañana de este 6 de enero para repartir alimento y bebida a los animales de su coto: «Hemos repartido, como hacemos cada semana, grano y bebida en distintas partes del coto, que tiene unas 7.500 hectáreas», explica el vicepresidente del coto, Juan Antonio Moreno, en declaraciones a Jara y Sedal.

«También hemos aprovechado para limpiar algunos bidones de agua que llevaban algunos meses sin revisarse y hemos puesto todo a punto para estos días duros de frío que se acercan», añadía uno de los responsables de una sociedad que tiene 260 miembros.

En este coto hay perdiz, conejo, liebre y «también es el cuartel de las distintas migratorias como la codorniz, la tórtola y el zorzal, de las cuales también se disfruta en nuestros terrenos», añade Moreno.

Los cazadores también ayudaron el Día de Nochebuena

Lección de ecologismo de estos cazadores: ayudando a las perdices hasta el día de Nochebuena
Los cazadores colocan las estacas para el buen crecimiento de la perdiz. © FAC

Varios cazadores de la localidad malagueña de Almargen, dieron toda una lección de ecologismo ayudando a las perdices hasta el día previo al 25 de diciembre. Éstos estuvieron marcando las siembras que servirán de refugio a las perdices en los próximos meses. Así lo contaron los protagonistas a Jara y Sedal.