fbpx

Recibe un tiro en la cara de otro cazador y sube su foto para concienciar sobre las normas de seguridad

Javier Fernandez-Caballero

Este joven critica la actitud de la persona que le disparó, asegurando que ni respetó las medidas de seguridad ni la munición era la adecuada para la caza. Ha hecho una publicación para denunciar el hecho y concienciar a los demás cazadores sobre la importancia de la seguridad en la caza.

cara cazador
Estado en el que quedó el rostro del cazador. / Facebook

Jarrod Vallard es un cazador que el pasado sábado recibió un disparo mientras cazaba en una zona del Condado de Giles, en Estados Unidos. Para concienciar al resto de compañeros sobre la importancia de respetar las normas de seguridad, ha subido una foto de su cara herida a las redes sociales.

El cazador critica la actitud de la persona que le disparó, asegurando que ni respetó las medidas de seguridad ni la munición era la adecuada para cazar pavos, la especie cinegética que aquel día estaban buscando. Además, tampoco le auxilió cuando ocurrió el percance, tal y como denuncia en su publicación.

Así recibió el tiro en la cara este cazador

«Mientras caminábamos de vuelta al coche sonó un disparo y me desmayé de repente. Vi que la sangre corría por mi cabeza. Me volví a ver a mi amigo y él estaba en el suelo. Le dije que me habían disparado y él empezó a gritar y a alzar las manos diciéndole al tipo que había enfrente que dejara de disparar. Luego empecé a retenerme la sangre de las heridas y mi amigo fue a recriminarle su acción al hombre», relata el afectado.  

«Éste dijo que había escuchado una pieza volar cerca de nosotros y no advirtió nuestra presencia, pero tampoco nos ayudó a volver al coche en lo más mínimo. Fuimos como pudimos al vehículo, llamamos a una ambulancia, intentamos salir del lugar y nos encontramos con ella, trasladándome al hospital», sigue narrando sobre la dura experiencia vivida.

Plomos por todo el cuerpo

En total, tenía tres perdigones incrustados en su cabeza, uno de ellos en su cavidad nasal y otro en el tejido cerca de la columna vertebral. Otros cuantos le dieron en la zona de la ingle y algunos en el chaleco antibalas, algo que hizo que por fortuna no penetrasen en su piel.

Por último, da un consejo: «Asegúrate siempre de lo que tienes delante cuando estás disparando, mantén las distancias de seguridad y sé reglamentario con la munición que utilizas. Eso puede ayudar a salvar vidas», concluye.

A continuación recuperamos un vídeo de Mutasport que insiste sobre este y otros temas de seguridad.

Accidentes de caza: «Perdí un ojo por culpa de un disparo a una perdiz»

Paulino Prieto volvió a cazar 15 años después, después de colocarse una prótesis ocular. / Foto: Jara y Sedal

Su nombre es Paulino Prieto, es salmantino y un disparo accidental hace 19 años le arrebató un ojo y una trayectoria al alza en tiro al plato. Con la tranquilidad de saber que puede seguir practicando la caza aunque no de forma competitiva, atendió la llamada de este medio. Te lo contamos.

Deja una respuesta