fbpx

Una vieja receta de «gato guisado» revoluciona las redes

Javier Fernandez-Caballero

La particular receta del libro «La cocina de Cantabria en sus raíces pejinas», de hace tres décadas, ha traído tras de sí decenas de comentarios en la red social Twitter: «Un respeto por la Tierruca y que las abuelas hayan tirado de lo que hayan podido», decía poniendo cordura uno de los usuarios. 
8/5/2019 | Redacción JyS

gato guisado
La receta está incluida en el libro «La cocina de Cantabria en sus raíces pejinas», de hace tres décadas. / Twitter

Una vieja receta de «gato guisado» ha revolucionado Twitter en los últimos días, especialmente tras el mensaje de uno de los usuarios de la red social en el que sacaba dos imágenes que traía impresa la particular receta del libro «La cocina de Cantabria en sus raíces pejinas», de hace tres décadas. Este era el mensaje que daba pie a la larga conversación de los usuarios de la misma red social:


El «modus operandi» para limpiar el gato y prepararlo para la cocción comienza en la receta de esta forma: «Despellejar el gato como si fuera un conejo, lavar bien y secar con un trapo, cortarlo en pedazos, separar el hígado y el corazón, colocar todos los pedazos en una cazuela junto con el vaso de vinagre, la cabeza de ajos bien picada y la ramita de tomillo, tenerlo dos días al sereno, secar los pedazos de gato con un trapo y sazonar de sal…».
A partir de ese momento, se han sucedido decenas de comentarios al mensaje: «Esto es de la época de la posguerra grosso modo», apuntaba un usuario, explicando que «durante la guerra civil y la posguerra se pasaba mucha hambre en España» y que la expresión dar gato por liebre «probablemente venga de esa época».


«Se usa en mi país también, lo del hambre se aplicaba también para el pobre gatico parece, porque un gato de apenas dos kilos…», decía en tono jocoso otro usuario, que afirmaba ir entendiendo bien «el contexto histórico», aunque le seguía «perturbando verlo normalizado en un libro de recetas de 1980 y pico porque es muy fuerte». «Acá hay lugares que aún lo comen», comentaba otro usuario peruano.


Otro usuario espetaba lo siguiente: «¿Cantabria se refieren a la de España? En la postguerra y en la guerra me cuenta mi abuela que mucha gente no tenía más remedio que comer gato, que ella recogía carbón que caía de los trenes que pasaban por su barrio para venderlo barato y poder comprar algo de comer», pidiendo otro de ellos «un respeto por la Tierruca y que las abuelas hayan tirado de lo que hayan podido».
«Mis abuelos hacían sopa con piedras que sacaban del agua de mar, del hambre que pasaban en esa época. No te digo más», aseguraba otra usuaria.
https://twitter.com/peri_patetika/status/1123975021951631360