fbpx

Caza en abierto un impresionante muflón que le tocó en su coto

Javier Jiménez y su sobrino Carlos Carbonero abatieron el pasado domingo 11 de julio, en el último minuto, un espectacular muflón en un coto social de la provincia de Cáceres: «Nos íbamos para casa, al siguiente día ya le tocaba a otro cazador».

El cazador cacereño Javier Jiménez abatió, el pasado domingo 11 de julio, un espectacular muflón que «rozará la medalla de oro» en su coto en abierto en la provincia de Cáceres. Jiménez, que estuvo acompañado en todo momento de su sobrino Carlos Carbonero, ha narrado a Jara y Sedal todos los detalles de un lance que no olvidará jamás.

El coto social del que forman parte estos dos cazadores reparte al inicio de la temporada varios precintos de muflones y corzos para recechar debido a los daños agrícolas que provocan en la zona. En esta ocasión Javier escogió un rececho de muflón. «Tuve suerte, porque ya nos íbamos para casa, y si no cazaba nada ese día me iba de vacío: si no cazas nada en la jornada que te toca, el turno pasa a otro cazador», explica Javier.

Una jornada que comenzó a las 7:00 de la mañana

Por ello, madrugaron mucho aquella jornada calurosa para hacerse con este ejemplar: «Empezamos a recechar sobre las 7:00 horas de la mañana, mirando entre los riscos, y de vez en cuando sentíamos rodar piedras. Fuimos recechando, vimos una zorra, una jabalina con rayones… y a la hora de venirnos estábamos ya hablando mi sobrino y yo y lo sentimos moverse», explica sobre cómo dieron con el animal.

El disparo a 186 metros

Otra imagen de Javier Jiménez con el muflón. / J.J.

El muflón se encontraba a 186 metros y ya había sentido a los cazadores: «Le silbé, me apoyé en la mochila el rifle y disparé», narra sobre un lance que llevó a cabo con su rifle Mannlicher en calibre .30-06 Springfield, con su visor Leica y munición Norma Plastic Point. «Le di en la zona trasera, porque el animal estaba de culo cuando disparé, pero no tardó mucho en caer, ya que apenas pudo recorrer veinte metros», asegura el cazador.

Para dar con el animal su nueva cachorra, de nombre «Parche», siguió el rastro a la perfección: «Al llegar, imagínate la alegría que teníamos mi sobrino y yo. Fue increíble. Estábamos desbordados y más nerviosos incluso que en el momento del disparo», confiesa Javier Jiménez sobre un muflón que en los próximos días llevará a la taxidermia.

Una joven de 20 años caza un gran muflón en su primer día de rececho

Una joven de 20 años caza un gran muflón en su primer día de rececho

Ana Álvaro Herrero, de 20 años de edad y residente en Velilla de San Antonio (Madrid), cazó hace un año un bonito muflón en una finca de Toledo durante su primer rececho. La acompañaban su padre -Andrés- y su tío Jaime. «Aunque he cazado jabalíes y otros animales, este rececho me lo había regalado mi padre por mi cumpleaños», nos cuenta sobre un día de caza que «se complicó más de lo previsto». Nos lo contó en este enlace.

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar junto a ExcopesaSi tu historia es elegida, puede que ganes unos magníficos prismáticos Minox X-Lite 8×42.

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.esy el de Excopesa (@Excopesa). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.

Deja una respuesta