fbpx

Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme: ideal para cazar becadas, conejos y perdices

La firma italiana ha dado una nueva vuelta de tuerca al modelo que presentara en 2008. Disponible ahora en calibre 20, hemos tenido la oportunidad de probarla durante una jornada de caza menor. Te contamos todo lo que puede dar de sí esta pequeña pero guerrera escopeta becadera.

semiautomática
Edu Pompa de caza con una semiautomática Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme. © Ángel Vidal

Una de las últimas novedades de la factoría italiana en calibre 20 que ha llegado a nuestro país ha sido la Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme. Cargada con los cartuchos Baschieri&Pellagri F2 Classic del número 8 y 26 gramos, nos hemos aventurado a probarla durante una jornada de caza menor en un coto de la Comunidad de Madrid. 

Nada más arrancar la jornada lo primero que llamó nuestra atención fue su ligereza. Es normal que una escopeta de este calibre ‘vuele’ al encararla por primera vez cuando estás habituado a cazar con una del 12, pero es que los dos kilos y medio que pesa tan solo, unidos a que el modelo que probamos montaba un cañón de 61 centímetros –está también disponible con cañón de 67– y a que está francamente bien equilibrada nos permitió dibujar un swing muy rápido.

Poco después de comenzar la mañana una perdiz que se arrancaba larga nos avisaba de que no iba a ser fácil disparar sobre ellas. Nos centraríamos en los conejos y en intentar localizar alguna becada de paso ya que, teniendo en cuenta la carga de octava y 26 gramos que nos habían proporcionado, si no era a perro puesto o muy cerca sería mejor no disparar sobre ninguna patirroja. 

Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme
El autor de la prueba con alguna de las piezas abatidas. © Ángel Vidal

Velocidad a prueba

El primer orejudo que se aventuró a ponernos a prueba hizo que tuviera que descargar los tres cartuchos del arma sobre él, los dos primeros fallo mío, si bien con el tercero conseguí revolcarlo francamente largo. Este primer lance me permitió comprobar que el picado del guardamanos y del pistolet cumplen su función a la perfección, ya que pude el agarrar el arma con firmeza a pesar de estar cazando con guantes debido a la ola de frío que aquel día azotaba el centro peninsular. 

Poco después, tras volar un bando de perdices hacia un barbecho, me asomé a él dando una pequeña carrera. Las primeras se arrancaron largas, pero la última, si bien no iba demasiado cerca, intentó darme esquinazo volando cruzada hacia mi derecha. Adelanté entonces el disparo y apreté el gatillo confiando en este pequeño pero gran calibre. ¡Lo había conseguido! Colgaba la segunda pieza de la mañana y la Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme se ganaba mi total confianza. Media hora más tarde, recorriendo una tierra repoblada de encinas, escuché a varias urracas graznar y al llegar al final del terreno se arrancaron varias de ellas largas. En otra situación no me hubiera atrevido a disparar, pero las dos primeras piezas colgadas habían elevado mi ánimo por las nubes así que, adelantando exageradamente el tiro, conseguí abatir una de ellas. 

Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme
El primero de los conejos cobrados con la Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme. © Ángel Vidal

Una semiautomática especialista en mano

Los polichokes que proporciona la marca –de 3, 4 y 5 estrellas y el Ampliator, especial para becadas– hacen de este modelo de semiautomática una escopeta ideal para largas jornadas de caza menor al salto o en mano en las que preveamos realizar disparos a distancias cortas o medias.

Otro conejo cobrado con el choke Ampliator en un disparo a tenazón me convencieron de que el ‘juguete’ que llevaba entre las manos era perfecto para quienes estén interesados en un arma muy ligera para la caza de sordas. Cuando finalizábamos la jornada, y tras colgar una nueva perdiz que salió muy cerca, un zorzal se arrancaba de una oliva bastante largo. Si bien no disparé sobre él, pude apuntar rápidamente a pesar de encontrarme a la sombra gracias al punto luminoso LPA verde que incorpora instalado la escopeta –en el maletín Benelli proporciona uno adicional de color rojo–. 

Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme: ergonomía total

Al llegar al coche, y tras comprobar lo bien que se comporta en el campo la nueva versión en calibre 20 de la Beccaccia, analicé sus partes. Llamó mi atención el guardamanos, muy corto en comparación con otros de la marca y muy cómodo de agarrar. Por su parte, el sistema de recarga es el conocido inercial que hiciera famosas a estas semiautomáticas italianas y que les proporciona una fiabilidad fuera de serie. En cuanto a la madera de culata y guardamos, con un marcado y bonito veteado, he de afirmar que resulta ser muy atractiva, mucho más que la del anterior modelo Montefeltro en calibre 20 de la marca. 

La culata de la Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme. © Ángel Vidal

El diseño del tapón de la delantera del guardamanos también llama poderosamente la atención debido a sus bonitas inserciones con puntas ojivales. La banda del arma es otro de los puntos fuertes de esta Benelli. Está fabricada en carbono e incluye en su parte media una pequeña bola metálica a modo de alza para alinear perfectamente el arma junto con el punto de mira cuando nos la encaramos. Por último, destacaría las pletinas que proporciona la firma con las que podemos ajustar la desviación y la caída de la culata, factores que ayudan a que el retroceso no nos desencare el arma. En definitiva, nos encontramos ante una escopeta muy atractiva visualmente, muy fiable, de las más ligeras del mercado y con un encare rapidísimo.

Choke Benelli Ampliator: diseñado para la dama del bosque

Aunque no cazábamos en un terreno becadero los socios del coto siempre levantan y abaten alguna sorda en noviembre o diciembre. Así que una vez nos adentramos en los retamares más espesos, decidimos cambiar y probar el choke Ampliator que proporciona Benelli con la escopeta. Con él, sin bien no tuvimos oportunidad de disparar sobre ninguna becada, conseguimos colgarnos el segundo de los conejos de la jornada. Lo revolcamos con un disparo cercano, a tenazón, entre la maleza y casi sin apuntar.

Benelli Montefeltro Beccaccia Supreme
El choke Ampliator que proporciona Benelli. © Ángel Vidal

El choke Ampliator de Benelli incorpora un pequeño tramo final estriado con el que consigue un patrón de plomeo más amplio y uniforme. Según la factoría italiana, un 32% más eficaz que el que puede obtenerse con otros convencionales. Es óptimo para disparar a piezas de caza menor a distancias entre diez y 20 metros. Sí, perfecto para la becada. 

Sus datos

  • Calibre: 20/76 
  • Cañones: de acero de 61 o 67 cm. 
  • Banda: de carbono con pequeña alza tipo bola metálica y punto de mira LPA intercambiable en verde y rojo.
  • Chokes: tres interiores (3, 4 y 5 estrellas) más choke Ampliator (especial becada)
  • Disparador: único y directo.  
  • Carcasa: de ergal anodizado. 
  • Madera: de nogal veteado seleccionado y acabada al aceite. 
  • Culata: con pistolet finamente picado. Cantonera de goma intercambiable.
  • Peso: 2,5 kg. 
  • Precio: 1.850 euros.
  • Distribuye: www.bbi.es