fbpx

Un huerto solar amenaza el proyecto de conservación de la perdiz roja en Almargen (Málaga)

Andalucía perdería uno de los dos cotos donde se desarrolla con excelentes resultados un proyecto líder en la conservación de esteparias.

perdiz roja

La aplicación en Andalucía del Proyecto RUFA, pionero en España en la recuperación de la Perdiz Roja, estaría en grave peligro ante la posible instalación de dos proyectos de huertos solares en Almargen que supondrían poner fin a un proyecto científico que está dando excelentes resultados en la recuperación tanto de esta especie, como de otras aves esteparias, según ha informado la Federación Andaluza de Caza (FAC).

La instalación de placas solares fotovoltaicas en casi 150 hectáreas de los términos municipales de Almargen y Cañete La Real impediría continuar desarrollando un proyecto de ciencia ciudadana en el que los cazadores almargeños realizan mejoras de hábitat en colaboración con los agricultores de la zona, aportan alimento y agua suplementaria a la fauna y desarrollan un plan de caza adaptativa basada en la elaboración de censos de fauna para ajustar los cupos de capturas a la situación del coto.

El impacto ambiental de estos huertos solares no sólo acabaría con el Proyecto RUFA, que desde su aplicación en 2019 ha conseguido multiplicar la densidad de Perdiz Roja en el municipio gracias al esfuerzo de cazadores y agricultores, sino que además acabaría con el hábitat de multitud de especies protegidas localizadas en la zona, como águilas reales, águilas perdiceras, mochuelos u otras.

El Proyecto RUFA, impulsado por la Fundación Artemisan y las Federaciones de Caza, es un proyecto científico de conservación que cuenta en Andalucía con dos cotos demostrativos: Almargen (Málaga) y Güejar-Sierra (Granada). Por tanto, la imposibilidad de seguir desarrollando RUFA en la localidad malagueña supondría para Andalucía perder una de las dos zonas donde se está aplicando una iniciativa que está aportando excelentes resultados.

«Desde la Federación siempre vamos a apoyar el desarrollo de las energías renovables, pero no a costa de todo. El medio ambiente y la conservación deben primar, especialmente en una zona que es ejemplar por el trabajo conjunto que desarrollan cazadores y agricultores» explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien en alusión a este proyecto señala que «vamos a defender el interés de los cazadores, pero también del rural y el medio ambiente andaluz».