fbpx

Los pescadores podrán prorrogar los permisos de pesca que ya han pagado en Castilla y León

Los aficionados a la pesca que cuenten con un permiso ya abonado en Castilla y León podrán canjearlos por otros en fechas alternativas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha informado de que los pescadores podrán canjear los permisos de los cotos ya pagados por otros en fechas alternativas en función de las circunstancias personales de cada pescador.

El objetivo es, según ha indicado la Junta en un comunicado, atraer a la mayor cantidad de pescadores los ríos de la comunidad, que constituyen «un referente nacional y europeo en cuanto a la pesca de la trucha común».

Los permisos pagados pueden cancelarse

De este modo, iniciada la fase de elección de los permisos de pesca tras el sorteo, en el marco de la temporada de pesca 2021, la Junta de Castilla y León implanta un sistema que facilita que los permisos de cotos ya pagados puedan cancelarse, de manera que el importe de éstos quedará acumulado en forma de bono canjeable para otros permisos disfrutables antes del 31 de diciembre de 2022.

La única condición que se pedirá es que el permiso se anule con una antelación mínima de 7 días, con la finalidad de que otros pescadores puedan optar a los permisos anulados, que pasarán a formar parte de la categoría de sobrantes.

Para ello el pescador podrá cancelar un permiso en un coto de pesca pudiendo realizarlo por sí mismo a través de la aplicación informática de cotos de pesca o bien puede ser atendido telefónicamente a través del Servicio 012.

Plazos y bonos

El plazo para anular el permiso es de 7 días antes de la fecha de disfrute del permiso, sin necesidad de justificar la causa. Se han realizado mejoras en la aplicación informática, de tal forma que un contador de tiempo mostrará al pescador, para cada permiso, el tiempo de que dispone antes de que esa opción no pueda hacerse efectiva.

El permiso no disfrutado se ofertará como sobrante, de tal forma que otro pescador podrá utilizarlo, «maximizando así las posibilidades de disfrute del mismo». El dinero se acumulará en forma de bono, que el pescador podrá utilizar en cualquier momento para el pago de nuevos permisos en los cotos de pesca.

Para ello, existe un largo plazo para hacer uso del mismo puesto que el bono podrá utilizarse hasta el día 31 de diciembre del año 2022. De no utilizarse, se perdería sin posibilidad de solicitar la devolución, aunque el importe del bono no podrá transferirse a ningún pescador, empresa o guía turístico, el titular del bono podrá hacer uso de él incluyendo a otros pescadores que le acompañen o formen parte de su solicitud.