fbpx

Lidl lanza un producto para evitar que manches el maletero de tu coche por 11,99 euros

Si eres cazador o pescador te habrás enfrentado al problema de transportar tus capturas sin manchar el maletero del coche. Este producto te ayudará a protegerlo.

El saco de Lidl, instalado en un coche.
El saco de Lidl, instalado en un coche.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los cazadores cuando logran abatir una pieza de caza es su transporte, especialmente si hablamos de caza mayor. La carne hay que llevarla a casa para procesarla, así que ese viaje se realiza, la mayoría de las veces, en el maletero del vehículo. Esto puede suponer un problema, puesto que las piezas suelen soltar sangre que puede manchar el maletero.

Pero eso tiene solución, y en este caso la trae Lidl, la marca alemana que ha popularizado un perfecto producto para transportar piezas de caza en tu maletero. Se trata de un saco de transporte que protege esta zona del coche contra la suciedad y los arañazos que puedan ocasionar las piezas de caza voluminosas que se puedan transportar en él, como un jabalí, un ciervo o un corzo.

Por su aislante, es un producto ideal para transportar animales que puedan manchar con sangre o suciedad el maletero. Y lo mejor es el precio: puedes conseguirlo a través de este enlace por sólo 11,99 euros (el de tamaño universal, apto para la mayoría de turismos, familiares y SUV).

Tiene unas medidas aproximadas de 17,5 x 12,5 x 7 centímetros, y un peso de un kilo. Además, su fácil doblaje en su punto a favor para transportarlo. Sólo si la suerte te acompaña en esa noche de espera tendrás que abrirlo, algo que estarán deseando muchos de los cazadores que se pasan la noche en vela en el monte esperando la soñada pieza.

Otra imagen del producto de Lidl para el maletero. © Lidl

Este producto recuerda a otros que facilitan la vida del cazador de forma similar, como el pequeño ‘invento’ de la marca Kirkon que te ayuda a cargar un jabalí y subirlo al coche sin esfuerzo. Está formado por una estructura metálica que puede curvarse en un ángulo de hasta 12 grados y que cuenta con una potencia de 350 watios, suficiente para que sea ella quien haga el esfuerzo de cargar con la res, y no el cazador.