fbpx

María Guardiola afirma que «Extremadura es caza y campo» y no tolerará «ideologías de despacho»

La presidenta del PP de Extremadura ha escuchado las demandas y aportaciones del sector cinegético y ha asegurado que no tolerarán que se impongan «ideologías de despacho que destruyen las oportunidades y las formas de vida de nuestros pueblos».

FEDEXCAZA
© Fedexcaza

La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, ha mantenido este martes un encuentro con Fedexcaza para seguir escuchando las demandas, aportaciones y consideraciones de sectores como la caza que considera «fundamentales» en la vida pública extremeña.

Sectores que, a su entender, también son «parte clave» del sostenimiento económico y medioambiental de la región, y es el caso del sector cinegético, con una incidencia clave en el medio rural, según informa el PP en una nota de prensa.

Así pues, la líder de los ‘populares’ extremeños ha afirmado que lo que está ocurriendo en el mundo rural «es intolerable». «La señalización, la estigmatización de los cazadores es impropia de unos buenos gestores. Nuestro Gobierno central, con la omisión de nuestro Gobierno autonómico, están hostigando la caza en particular y la realidad del campo en general».

Según ha lamentado la presidenta del PP extremeño, «se está atacando a los que, durante toda su vida, se han ocupado de cuidar nuestros activos medioambientales, como son los cazadores, los aficionados y a los empresarios y trabajadores del sector cinegético».

También, según ha continuado, «se está perpetrando un ataque a nuestras costumbres, se está desactivando de manera sectaria y sin diálogo aquello que ha funcionado durante siglos y que da de comer a mucha gente».

Ante este panorama, Guardiola ha recordado al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «Extremadura es campo, que Extremadura es caza y que no vamos a tolerar que se impongan ideologías de despacho que destruyen las oportunidades y las formas de vida de nuestros pueblos».

A colación de esto último, ha hecho hincapié en que «la caza crea empleo, fija población y tiene un papel protagonista en la sostenibilidad de nuestro medio rural». Sin embargo, «desafortunadamente, el sector vive momentos de verdadera incertidumbre y ataques constantes que llevan la firma de un gobierno del PSOE empeñado en prohibir, en coartar la libertad y atacar sistemáticamente nuestras tradiciones. Y lo hacen desde el desconocimiento y el prejuicio», ha lamentado.

El PP «está con los cazadores»

En este sentido, la líder de los ‘populares’ extremeños ha recalcado que «el PP está con los cazadores», por eso, «volvemos a pedir la exclusión de la actividad cinegética del proyecto de Ley que el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobó el pasado 1 de agosto y que supondría nada menos que el fin de la caza, al someterla a una gravísima situación de indefensión jurídica».

«El PSOE quiere que renunciemos a nuestras tradiciones, a nuestras costumbres, pero el PP cree en la caza, entre otras cosas, porque son los cazadores quienes mejor conocen la gestión cinegética que se puede llevar a cabo en el territorio», ha argumentado.

Igualmente, Guardiola ha manifestado que «hay que acabar con tanto intervencionismo de la administración, confiar más en el sector cinegético y establecer los criterios generales y los controles oportunos para el cumplimiento de las normas».

«Estamos en una región con 70.000 licencias de caza y supone cada temporada en Extremadura una inversión de 385 millones de euros, y hay más de 200 empresas funcionando y creando empleo», ha resaltado.

De la misma forma, Guardiola ha subrayado que las monterías «generan anualmente cerca de ciento sesenta millones de euros, generan empleo en nuestros pueblos, asientan población en el entorno rural, el sector de la hostelería, los rehaleros, el sector de la carne de caza, los alojamientos turísticos se ven beneficiados por esta práctica».

«A estos datos se les debe sumar los generados por la práctica de la caza menor que también son cuantiosos», ha insistido.

Frente a ello, ha lamentado que «Vara está callado y no debería estarlo», lo que demuestra que «el PSOE ejerce una vez más la hipocresía política: dice defender la caza en Extremadura, pero no se opone a las limitaciones que desde el Gobierno de Sánchez y su Ministerio de Transición ecológica vienen realizando».

Y un ejemplo de ello, según sus palabras, es la prohibición de cazar en Monfragüe, o la prohibición de caza de diferentes especies cinegéticas la incorporación de estas al catálogo de especies amenazadas.