fbpx

¿Por qué debes disparar tu rifle después de limpiar el cañón?

«Pega un tiro después de limpiar el rifle». Seguro que te lo han recomendado más de una vez. Sin embargo, aunque no exista una base científica que refute tal creencia, sí es una norma que, por prudencia, conviene llevar a cabo siempre.

Cazador limpiando rifle.
Cazador limpiando rifle. © Ángel Vidal

C

uando se realiza el mantenimiento del interior del cañón puede que quede dentro algún residuo. Si no se ha secado de manera correcta y queda algún resto de grasa o disolvente, el primer proyectil que pase arrastrará consigo esos residuos. Esto provocará que el contacto con la estría sea totalmente distinto, lo que se traducirá en un vuelo diferente y con cierta inestabilidad. Si esto se produce, el punto de impacto cambiará.

¿Cuánto puede variar el punto de impacto?

Tampoco son idénticas las variaciones que los residuos internos pueden producir en la precisión de nuestro rifle: unas veces serán mayores y otras menores o inexistentes. Por mi experiencia, para cazar hasta 250 metros no es algo relevante, no te va a hacer fallar el tiro; puede cambiar levemente el punto de impacto, pero no será algo crítico.

He limpiado infinidad de cañones en profundidad y, al disparar con ellos en el campo de tiro, no he apreciado diferencia alguna. En resumen, es una costumbre que ha calado hondo en la práctica habitual de casi todos los tiradores pero que responde más a la prudencia que a la necesidad. Si tienes la opción de sacrificar el primer tiro en una galería, hazlo. Seguro que te quedas más tranquilo, y eso es lo más importante a la hora de salir a cazar con tu rifle.