fbpx

Pesca una carpa récord de 34 kilos pero se niega a registrarla por esta razón

A pesar de que este pescador ha conseguido batir un récord nacional, no lo registrará debido a la polémica que se ha generado sobre el ejemplar: «Anteriormente la gente ha llegado tan lejos como para haber incluso amenazas de muerte».

Javier Fernandez-Caballero

El pescador inglés Wayne Mansford ha conseguido capturar una descomunal carpa de 34 kilos en Cambridgeshire (Reino Unido), un animal que es récord en el país pero que no registrará por las críticas que otros pescadores le han hecho sobre el ejemplar.

Según ha informado Daily Mail, fue el pasado lunes 12 de octubre cuando Wayne Mansford  dio con este descomunal animal que representa la carpa más grande capturada en la historia de Reino Unido. Diez minutos tardó el pescador en sacar del agua al ciprínido récord, pero hay un importante detalle muy criticado y que podría desmerecer la captura: fue introducido en el lago cuando ya tenía seis kilos de peso, de ahí las críticas que ha recibido el pescador, que finalmente ha desistido en registrar el récord.

Aun así, Wayne Mansford solo cree que sus compañeros le tienen envidia, pero no quiere discutir con ellos: «He recibido muchos comentarios negativos de algunas personas. Para mí la carpa sigue siendo una carpa. En cierto sentido, todas las carpas son introducidas, pero discutiré este tema con la gente y veré qué decidimos», señaló en declaraciones a Daily Mail el pescador.

«Sé que anteriormente la gente ha llegado tan lejos como para haber incluso amenazas de muerte» señaló Wayne Mansford haciendo referencia a un hecho ocurrido cuatro años atrás en el que el pescador Tom Doherty recibió amenazas por querer registrar el récord de una carpa procedente de Israel que pesaba casi 32 kilos.

Las carpas pueden ‘viajar’ en las heces de los patos y expandirse, según un nuevo estudio

Las carpas pueden ‘viajar’ en las heces de los patos y expandirse, según un nuevo estudio
Foto: Shutterstock

Un equipo con participación de la Estación Biológica de Doñana (EBD) y del centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla ha comprobado que los huevos de la carpa común (Cyprinus carpio) y la prusiana (Carassius gibelio) pueden sobrevivir al sistema digestivo de los patos que eventualmente los ingieren como parte de su dieta y que son expulsados vivos entre sus heces.