fbpx

Varios perros sueltos matan a un corzo en Madrid: los Forestales recuerdan a los excursionistas que deben ir atados

Unos perros sueltos atacaron y mataron la pasada semana a un corzo en las cercanías de la localidad madrileña de El Boalo. Te contamos por qué su dueño incumplió la normativa al respecto.

Unos perros sueltos mataron el pasado viernes a un corzo en las cercanías de la localidad madrileña de El Boalo. Según denunció el 112 a través de su cuenta de Instagram, los perros se encontraban sin atar y atacaron al cérvido, que quedó gravemente herido y finalmente murió.

En el mensaje emitido en redes sociales, los agentes forestales han recordado que es necesario llevar a los perros atados o controlados en todo momento para evitar situaciones similares.

No es la primera vez que ocurren hechos similares en esta zona. Ya el pasado mes de marzo aparecía en el Cerro del Telégrafo en Moralzarzal el cuerpo de una cría de corzo con heridas en el cuello y cuartos traseros. El acta levantada por los agentes forestales indicaba entonces que la causa probable era el ataque de perros.

Asimismo, y en cuanto a otros territorios del país se refiere, la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de La Adrada, en la provincia de Ávila, denunció el pasado 25 de abril la presencia, tras el aviso de unos ciclistas, de otro corzo herido por la mordedura de un perro. «Lo trasladamos, alimentamos y lo pusimos en manos del veterinario», señalaban.

¿Cuándo se puede o no llevar un perro suelto?

En la actualidad, la ley estatal establece que deberás llevar atado al perro en ciudad; no obstante, cada ordenanza municipal es la competente en esta materia. Por ello, según el lugar al que acudas con tu can, deberás buscarla y leerla para conocer en qué supuestos está permitido llevar suelto al perro o a qué sanciones deberás enfrentarte si lo haces y está prohibido.

En el caso de la ciudad de Madrid, la mejor forma de despejar dudas sobre qué se puede y qué no se puede hacer con tu perro es revisar la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales. No obstante, cada municipio -en este caso El Boalo- tiene su propia regulación en cuanto a esta medida se refiere: esta es.

Esto es lo que dice el Ayuntamiento de esta localidad madrileña en la que ha ocurrido el suceso sobre llevar perros sueltos en su término municipal:

Artículo 18. Los perros podrán estar sueltos en las zonas que acote el Ayuntamiento. En los jardines públicos que no tengan zona acotada podrán estar sueltos a partir do las ocho do la noche desde el día 15 de octubre al 23 de febrero, y desde dicha fecha hasta el 14 de octubre, a partir de las diez de la noche.

Por tanto, como recordaron en su mensaje en redes sociales los agentes forestales de la Comunidad de Madrid, no era una zona acotada en la que los perros podían estar sueltos y, por tanto, el dueño habría incumplido la normativa local.