fbpx

El único perro herido en el vídeo viral del despeñamiento reaparece recuperado en la feria de caza

Javier Fernandez-Caballero

Ligero, el único perro que resultó herido tras el despeñamiento de una rehala en una montería celebrada hace unos meses en Herreruela se paseó ayer totalmente recuperado por la Feria de Caza de Madrid. Lo hacía de manos de Rosado, su dueño, al que los veterinarios aconsejaron sacrificar al animal por las heridas y él decidió seguir cuidándolo.
24/3/2019 | Redacción JyS

Herreruela
Su propietario es Rosado, un rehalero que reside en La Roca de la Sierra (Badajoz). / RFEC

Recuperado, fresco y lozano: así caminaba estos días por la Feria de Caza de Madrid ‘Ligero’, el dogo herido en el accidente durante una jornada de caza acaecido el pasado mes de noviembre en la finca El Hornillo, en Herreruela (Cáceres). El animal y su dueño acudieron invitados al stand el programa Caza, Pesca y Naturaleza, en Cinegética, y posteriormente pasearon por la feria de la caza, deteniéndose en el de la Real Federación Española de Caza, que subió esta fotografía a sus redes sociales:

Este es el verdadero protagonista de #cinegetica2019. Ligero, el dogo argentino que quedó malherido en el accidente con…

Gepostet von Real Federación Española de Caza am Samstag, 23. März 2019

Su propietario es Rosado, un rehalero que reside en La Roca de la Sierra (Badajoz) que vio cómo las imágenes del accidente han provocado que le amenazasen incluso de muerte. «Me llegaron a decir que saben dónde vivo y que van a venir a matarme», contó para Jara y Sedal en noviembre Rosado, quien se mostraba triste ya que era él el primer interesado en que sus perros no sufrieran un accidente como el ocurrido en El Hornillo.
En aquel momento, las dimensiones que tomó la difusión del vídeo fueron tales que cientos de animalistas difundían la imagen del perfil de Facebook de Rosado para que fuera insultado… a pesar de que la realidad es muy distinta tal y como, después de cuatro meses, los aficionados a la caza han podido ver en Cinegética.
«Me llegaron a decir que saben dónde vivo y que van a venir a matarme. Que soy un asesino y que la culpa es mía», nos contaba entonces el rehalero, quien aseguró que tiene guardados «los pantallazos» de estas personas para denunciarlo ante la Guardia Civil.

Los veterinarios recomendaron su sacrificio

A pesar de lo aparatoso del accidente, sólo Ligero resultó herido en el incidente, y no como consecuencia de la caída sino por el aplastamiento que le produjo el venado al caer sobre él. Los veterinarios recomendaron su sacrifico, pero una colecta popular –iniciada desde el programa de radio ‘Caza, Pesca y Naturaleza’, de Interecomía–, hizo que la solidaridad de los cazadores aportase el dinero necesario para poder sufragar los gastos de la operación veterinaria que le salvó la vida.