fbpx

Pedro Morrás: «El nuevo Reglamento de Armas podría aparecer en el último trimestre de 2019»

Jara y Sedal

Hablamos con Pedro Morrás, secretario de la Federación Sectorial Armera, quien nos cuenta cuál es la situación actual del nuevo Reglamento de Armas, cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector y lo que dará de sí una novedosa investigación sobre la munición de plomo promovida desde la FSA.
25/4/2019 | Redacción JyS 

Pedro Morras
Pedro Morrás.

Han sido meses intensos para el sector de las armas: un borrador de reglamento muy lesivo para el sector –que se consiguió frenar–, polémicas políticas sobre las armas y un nuevo y revolucionario estudio sobre la munición de plomo que ha desmontado uno de los principales argumentos anticaza al demostrar que no es dañino para las especies terrestres. Hablamos con Pedro Morrás, el hombre que se encuentra en el epicentro del sector armero como secretario de la Federación Sectorial Armera (FSA), la cual aglutina a la mayor parte de armerías, fabricantes y distribuidores de armas y municiones en España. 
Pregunta: Pedro, un año extraordinariamente movido para el sector ¿no?
Respuesta: Efectivamente, ha sido un año complicado, en el que hemos tenido mucho trabajo, tanto desde el punto vista legislativo, proyecto de Reglamento de Armas, proyecto sobre el transporte de munición metálica… o el estudio sobre el uso del plomo en la caza.
P. Háblanos de este último este tema. Habéis promovido que un grupo de científicos de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Valencia haya realizado una investigación sobre el empleo de munición de plomo en el medio terrestre. ¿Como surgió el proyecto?
R. Algunos grupos ecologistas, e incluso algunos investigadores manifiestamente parciales, entre los que incluimos al IREC, han intentado trasladar a la opinión pública el hecho de que la caza con perdigón de plomo es nociva para las especies cinegéticas en el medio terrestre, aprovechándose de la falta de estudios sobre el tema.
La mayoría de los artículos pseudocientíficos –por lo poco analíticos y estadísticamente rigurosos– que se publican, mezclan investigaciones sobre las acuáticas con otras sobre rapaces o necrófagas, y sus datos son insuficientes o traídos por los pelos. Nosotros queríamos hacer algo serio y promovimos este estudio para que investigadores independientes tuvieran la última palabra.
Nunca me han gustado las teorías de la conspiración, pero lo cierto es que es mucho más cómodo para todo el mundo que los cazadores seamos culpables de todo, y no te cuento si hablamos de plomo… 
P. Por lo tanto, ¿tuvisteis que financiar el proyecto por vuestra cuenta? 
R. Efectivamente el sector industrial ha hecho un esfuerzo económico para que los investigadores pudieran hacer su trabajo con total independencia. Éste estudio realizado sobre 530 aves -un número importantísimo de muestreo- deja claro que nadie puede decir que los cazadores, usando perdigón de plomo en el ámbito terrestre, creemos problemas medioambientales. En absoluto: no aparece daño alguno en las poblaciones por esta causa. No es una cuestión de opinión y cualquiera puede leer el informe completo, con todos los datos colgado de nuestra página web. Esto sí es transparencia.
P. Está clara la importancia del estudio pero ¿tenéis más propuestas de investigación?
R. Efectivamente, aunque de las muestras obtenidas y su análisis resulten una cantidad de plomo marginal en ellas, sospechamos que el hecho de que hayan sido cazadas con perdigón de plomo ha afectado a los resultados, por lo que vamos a facilitar los medios para que se haga otro estudio con muestras cazadas con perdigón de acero.
P. Además habéis tenido también otros frentes ¿qué ha pasado con el proyecto de Reglamento de Armas?
R. Como todo mundo sabe, hemos tenido un serio desencuentro sobre el proyecto de Reglamento de Armas. Creo que ha habido importante falta de comunicación entre la industria y la Dirección General de la Guardia Civil. No hemos entendido el objetivo que perseguía el proyecto que se presentó y así lo expresamos. Hay gente que ve un conflicto con la ICAE, y se equivoca. Aunque naturalmente discrepamos en muchos temas, como no puede ser de otra forma, la relación tiene que ser buena. El mayor fallo durante los últimos meses ha sido precisamente la ausencia de ese diálogo habitual en otros momentos. Creo que cada cual ha hecho lo que tenía que hacer, pero nos hubiera ido mejor a todas las partes involucradas si hubiéramos podido superar un buen número de equívocos que se han dado con este proyecto.
P. ¿Y cuál es la situación actual del proyecto de Reglamento de Armas?
R. No tengo los detalles oficiales del texto final, pero entiendo que se basa en una trasposición lo más literal posible de la Directiva, lo que tiene sus pros y sus contras. Entiendo, por mi experiencia profesional, que el nuevo Reglamento de Armas con la trasposición de la Directiva aparecerá en el último trimestre del año. En medio nos han quedado temas que siguen ofreciéndonos dudas, como el marcado de armas que, a pesar de que pretende ser uniforme para toda Europa, no va por ese camino.
P. ¿Cuáles son los grandes retos o problemas del sector en un futuro más o menos inmediato?
R. Hay un par de cuestiones urgentes, como la necesidad de que se adapten los límites del transporte y distribución de munición metálica a la realidad de la caza española. En toda Europa no existe limitación al transporte de este tipo de munición y España debe liberar, al menos en parte, este control. Otro de los grandes problemas es la transición de un control del mundo de las armas, por parte de la Intervención Central de Armas y Explosivos, documental y presencial a otro telemático. Necesitamos de forma urgente una administración eficaz que utilice todos los instrumentos informáticos modernos, en beneficio de los usuarios y la industria, evitando todo trámite presencial en aquellas operaciones que no requieran su exhibición. Actualmente estamos en una situación transitoria entre un modelo presencial/documental y otro que utilice las facilidades informáticas, lo que resulta insatisfactorio para el mundo de la armería. Esto tiene que cambiar profundamente en un plazo de meses, no de años.
P. Por último, como sabrás se ha generado un revuelo enorme con las declaraciones de Santiago Abascal en una entrevista concedida sobre armas. ¿Qué opinas sobre lo que comentó?
R. Nosotros estamos a favor de que se aligere y suavice la normativa de armas y municiones, que consideramos muy restrictiva. El límite para esta mejora de la normativa, naturalmente, es siempre la seguridad ciudadana, que no debe ponerse en peligro.

Deja una respuesta