Insólito rescate a un perro y cuatro jabalíes que estaban en un pozo

Comparte con tus amigos










Enviar

Los guardias se trasladaron al lugar y localizaron un pozo de 10 metros de profundidad y 2,5 de diámetro en el que se encontraba el perro junto a cuatro jabalíes, todos ellos vivos, a los que rescataron.

24/4/2019 | Jara y Sedal

Guardia Civil
Una vez finalizado el dispositivo, los agentes de la Guardia Civil han formulado denuncia administrativa al propietario del terreno por infracción. / Guardia Civil

La Guardia Civil rescató el pasado fin de semana a cuatro jabalíes y un perro que habían caído a un pozo en Almería. Tal y como la Benemérita ha informado en nota de prensa, todo comenzó cuando unos agentes que circulaban a la altura del kilómetro 12,300 de la carretera AL-4200 recibieron el aviso de los dueños del can, llamado ‘Paco’, que alertaban de la caída de éste a un pozo en el que había más animales. «Visiblemente angustiados, y tras recorrer unos tres kilómetros buscando ayuda», informaron a los agentes de que el pozo se encuentra a unos 400 metros de la playa conocida como ‘Playa Carnaje’.

Los guardias se trasladaron al lugar y localizaron un pozo de 10 metros de profundidad y 2,5 de diámetro en el que se encontraba el perro junto a cuatro jabalíes, todos ellos vivos, «en claro estado de estrés y desesperación»En un primer lugar, Junta de Andalucía, los profesionales descolgaron por la pared del pozo a un miembro de Protección Civil que consiguió extraer al perro, que se encontraba en buen estado.

Guardia Civil
Otro momento del rescate. / Guardia Civil

Más tarde señalizaron y acotaron el pozo y diseñaron un dispositivo para sacar a los jabalíes, contando con ello con la ayuda desinteresada de ‘Solo Vertical – Guías de Montaña’, que aportó el material necesario y el personal técnico-. Así, tras realizar de forma simultánea descensos por la pared del pozo para, mediante un lazo con pértiga lograron subir a los jabalíes a la superficie, donde fueron puestos en libertad de forma inmediata.

Una vez finalizado el dispositivo, los agentes de la Guardia Civil han formulado denuncia administrativa al propietario del terreno por infracción. La Guardia Civil ha recordado que según esta normativa, toda excavación peligrosa abandonada deberá quedar eficazmente señalizada, de manera que nadie, inadvertidamente, pueda entrar en ellas; así como que en las bocas de los pozos que existan en superficie y no estén en servicio se taparán convenientemente a fin de imposibilitar el acceso y la caída de personas y/o animales.

Este es el vídeo del rescate:

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here