fbpx

Padre e hijo se llevan la sorpresa de su vida: cazan dos enormes jabalíes en abierto el mismo día

Padre e hijo logran abatir dos imponentes jabalíes durante una montería celebrada en el coto social de la localidad albaceteña de Elche de la Sierra.

padre e hijo jabalí
Padre e hijo junto al jabalí. A. L.

Antonio López padre e hijo han logrado abatir, este domingo 9 de enero, dos tremendos jabalíes de 100 y 90 kilos cada uno en una montería en abierto celebrada en su coto San Blas, ubicado en la localidad de Elche de la Sierra, en la provincia de Albacete. El primero de los animales, abatido nada más comenzar la montería por Antonio López padre, contaba con unos colmillos de 20,2 centímetros de largo y el segundo, abatido veinte minutos más tarde por su hijo y en el puesto contiguo, de 18 centímetros de longitud.

Así fue la exitosa montería en la que padre e hijo abatieron los dos grandes jabalíes

La montería, celebrada en los alrededores del citado municipio albaceteño, congregó a un total de sesenta puestos: «No pagamos mucho, solamente 140 euros, para cubrir los gastos y el resultado fue exitoso, ya que se lograron abatir cuarenta piezas en total entre jabalíes, muflones, ciervos y alguna cierva de gestión», explica Antonio López hijo.

Dos puestos contiguos. López explica que tuvieron la casualidad de que, a su padre y a él, les tocaron dos puestos juntos en la misma armada.

El primero de los jabalíes llegaba nada más comenzar la jornada cinegética en la mancha Fuente de la Plata. «Nada más empezar mi padre abatió este gran jabalí que iba solo. Tenía 8,2 centímetros de colmillos por fuera y 20,5 de longitud en total», expone el más joven de los cazadores aún emocionado por el lance que protagonizó su progenitor. «Será, casi seguro, medalla de plata», añade.

Minutos después, el segundo jabalí. A los 20 minutos de ese primer lance fructífero, llegó el segundo animal, de unos 90 kilos de peso, ahora sí abatido por Antonio López hijo. «Fue en las primeras ladras. Iba delante de los perros a todo gas, se asomó y le disparé de forma certera», explica. Sus colmillos ha dado una longitud de 18 centímetros.

El equipo utilizado. Ambos cazadores utilizaron en la batida dos rifles Blaser R8 cargados con munición Norma Tip Strike.