fbpx

La prohibición de la caza de la tórtola en Castilla y León ya es oficial

Tal y como adelantó Jara y Sedal en exclusiva, se impone un cupo de cero tórtolas para la próxima media veda en Castilla y León.

Tórtola europea. ©Shutterstock

El pasado 1 de abril Jara y Sedal adelantaba que la prohibición de la caza de la tórtola (Streptopelia turtur) llegaría a toda España durante la temporada de media veda de 2022. Desde entonces, la mayoría de las comunidades autónomas han emitido sus órdenes de vedas con esa limitación, pero hubo excepciones como en el caso de Castilla y León que contemplaba su caza con un reducido cupo. A pesar de ello, tal y como adelantaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León a Jara y Sedal, hoy queda sin efecto la orden por la que se estableció el citado cupo y ha pasado a ser de cero tórtolas.

Tal y como publicó Jara y Sedal, Castilla y León pedía al Ministerio de Agricultura que elevase una petición a Bruselas para que respondiera, por escrito, si debía establecerse o no la moratoria a la caza de la tórtola. Nicola Notaro, director general de Medio Ambiente de la Comisión europea, remitía entonces una carta al Gobierno de España en la que reconocía que la decisión sobre la prohibición de la caza corresponde exclusivamente a los estados miembros pero que en base al dictamen científico lo más conveniente es que cada Gobierno instase a las comunidades autónomas a implantar la moratoria.

Con este mensaje en la mano, la directora general de desarrollo rural y política forestal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Esperanza Orellana, se puso en contacto con las diferentes autonomías enviándoles una carta defendiendo la adopción de la moratoria a la caza de la tórtola y la «cuota cero» apoyándose en la conclusiones elaboradas por el grupo científico en un taller celebrado los pasados 23 y 25 de marzo.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León confirmaron entonces a Jara y Sedal que emitirían una orden de urgencia que prohibiese su caza si fuera necesario, y eso es lo que ha sucedido hoy. El borrador de este, al que hemos tenido acceso, establece el siguiente cambio: «Fijar el número máximo de piezas a cobrar por cazador y día en 25 para la codorniz, en cero para la tórtola común, en 3 para la becada, en 4 para el avefría y en 3 para ambas agachadizas (computadas de forma conjunta)». El documento se ha hecho oficial a través del Boletín Oficial de Castilla y León y te lo puedes descargar aquí.