fbpx

Detectado un nuevo parásito que afecta al jabalí en España: el Macracanthorhynchus hirudinaceus

Durante el estudio, que ha durado ocho años, se han muestreado un total de 1.486 jabalíes en la Comunidad Valenciana. Te contamos cómo le afecta.

El Macracanthorhynchus hirudinaceus ha sido detectado en jabalíes de la Comunidad Valenciana. ©Shutterstock

Científicos españoles han detectado un nuevo parásito que afecta al jabalí (Sus scrofa): el Macracanthorhynchus hirudinaceus. Así lo muestra un estudio publicado por la revista científica Springer en el que participan investigadores españoles como Víctor Lizana, Christian Gortazar, Raquel Prats, Miguel Ángel Sánchez-Isarria, María José Carrión o Jesús Cardells.

El estudio recoge el resultado de haber analizado la prevalencia y evolución temporal de la infección del Macracanthorhynchus hirudinaceus, un parásito que afecta al jabalí y que estudian en la Comunidad Valenciana, zona que, tal y como citan los investigadores, se trata de «una región recién colonizada por completo por el jabalí».

En el estudio, que ha durado ocho años, se han muestreado un total de 1.486 jabalíes. Este demuestra que la prevalencia media fue del 20,7%. «Observamos una tendencia creciente a lo largo del tiempo, tanto en el número de jabalíes como en los distritos afectados», señalan.

Aumento de la prevalencia en el tiempo

El estudio da fe de un aumento de la prevalencia del Macracanthorhynchus hirudinaceus en paralelo a la captura anual de jabalíes. Además, tal y como se detalla en el estudio, su presencia se ha ido expandiendo hacia el este de la Comunidad Valenciana.

Uno de los lugares de donde se tomaron muestras fue en la Reserva de Caza Muela de Cortes, donde el 89,6% de los jabalíes resultaron positivos para la infección, constituyendo una de las áreas de mayor prevalencia conocidas en el mundo.

¿Se puede consumir su carne con seguridad?

Según ha declarado el científico Christian Gortázar a Jara y Sedal, la transmisión de este parásito en el jabalí es a través de escarabajos, por lo que se puede consumir su carne si el animal está afectado por éste, «ya que a menos que te comas uno de estos escarabajos, que son grandes y fáciles de ver, no hay ningún tipo de problema».

Las conclusiones del estudio señalan que, con la expansión del jabalí, el parásito está llegando a áreas donde no se había detectado previamente. Como la tendencia general es un nivel creciente de suidos salvajes que albergan acantocéfalos, esta investigación sugiere que se debe llevar a cabo una vigilancia más estrecha para comprender mejor su epidemiología y prevenir la transmisión a otros huéspedes potenciales, incluidos cánidos y seres humanos.

¿Qué efectos produce al jabalí este parásito?

En cuanto a los efectos que ocasiona en el jabalí este parásito, Gortázar puntualiza que «en jabalíes pequeños, a veces sí se ve una obstrucción intestinal producida por su presencia, pues pueden llegar a tener 20 o 30 parásitos dentro de su cuerpo y esto les puede ocasionar una dificultad mecánica de digestión», señala.

«Lo que la Macracanthorhynchus hirudinaceus siempre hace es meter en la pared del intestino su cabeza, a veces éste se perfora y los rayones mueren, pero éstos son casos muy puntuales», concluye Gortázar.