fbpx

¿Hay una nueva especie de conejo híbrido que arrasa los cultivos y desplaza a los autóctonos?

Un estudio elaborado desde Unión de Uniones y Agricultores en Castilla-La Mancha trata de esclarecer si realmente los conejos soltados para repoblar linces tienen un fenotipo diferente al de los autóctonos.

conejos de monte
Conejos de monte. © Shutterstock

El próximo 11 de agosto, la localidad conquense de Mota del Cuervo acogerá una jornada de puertas abiertas de presentación de un estudio sobre lo que han llamado ‘conejo híbrido’ en Castilla-La Mancha. El sindicato Unión de Uniones, junto con la firma de adscripción de los distintos ayuntamientos, asociaciones de agricultores y cooperativas, estarán presentes en un acto que tratará de arrojar luz sobre una hipótesis que cada vez cobra más fuerza entre los agricultores que sufren las plagas de conejos: ¿existe una nueva especie de conejo hibridado?

Guillermo Sánchez Vallet, secretario de la Unión de Uniones de agricultores y ganaderos de C-LM, biólogo y agricultor, es el coordinador de este estudio que está siendo llevado a cabo junto al zoólogo Fernando García-Solís. El estudio, según expone Sánchez en declaraciones a Jara y Sedal, está consistiendo en tomar pruebas aleatorias del conejo desde la localidad toledana de Madridejos hasta la conquense de Mota del Cuervo, «procurando demostrar lo que todos sabemos, que el conejo que han soltado para la repoblación del lince es un conejo que se reproduce muy bien, muy grande, que no sabe vivir en el monte, que cría y hace sus madrigueras en mitad del cultivo, que ni con la caza somos capaces de controlarlo, y que al final está haciendo daño al agricultor, y que probablemente esté haciendo daño a otras especies por su voracidad», expone el biólogo.

«Este conejo es invasor y ha desplazado el conejo autóctono»

Daños en las tierras por madrigueras de conejos. © Raúl Gracia

«Tal y como hemos insistido una y otra vez -prosigue Sánchez Vallet-, creemos que este conejo es invasor y ha desplazado al conejo autóctono, pero no nos quieren escuchar ni en la Consejería de Agricultura ni en la Desarrollo Sostenible nos quiere recibir», expone. Por ello, «vamos a demostrar científicamente que este conejo ha sido deliberadamente soltado para repoblar el lince, pero que no es local», asegura. «No sé si será un delito ambiental, pero sí que hay un cierto desvío de lo que se debe hacer en unas políticas de conservación, de apoyo a la sostenibilidad…», critica el miembro de Unión de Uniones y coordinador del estudio.

«El lince es importante para la Administración, eso es correcto, pero no a costa de los que vivimos del campo»

Segunda imagen de la secuencia en la que el lince. © J. M. F.
Secuencia en la que un lince intenta cazar a un conejo. © J. M. F.

Con el estudio, se pretende «ver científicamente qué es este conejo que a todos nos extraña y cómo está terminando con nuestros cultivos», expone. Asimismo, Sánchez Vallet también señala que se contactó con el citado zoólogo que ha trabajado con Conservación y Sostenibilidad para demostrar «ya no genéticamente -aunque es complejo- pero sí la introducción de un fenotipo que no es el local es una degradación del medio ambiente». E incide en este concepto: «A nivel de fenotipo, queremos demostrar esto con muestreos».

En definitiva, con este estudio se pretende «rebatir a la Administración, pero no nos han querido escuchar». «El lince es importante para la Administración, eso es correcto, pero no a costa de los que vivimos del campo, que al final somos también los que sostenemos el lince», defiende Sánchez Vallet.

Como medidas que exponen en el estudio para frenar la población de este conejo, la de autorizar descastes todo el año «como se está haciendo», vallados, control de las cunetas, control de las sueltas en otras provincias… «aunque en el estudio científico no se busca especificar las soluciones porque son las que ya indicamos en el extracto», señala el coordinador de éste.