fbpx

Los lobos matan a 'Luci', una mastina a la que Miguel Ángel Revilla tenía mucho cariño

«No veáis lo que he llorado cuando me han enseñado la piel y los restos del perro», ha señalado el presidente de Cantabria tras conocer la muerte del can.

revilla
Revilla con la mastina. © Facebook
Publicado: 30 de septiembre de 2022 / Actualizado el: 2022/09/30 - 18:37

Los lobos han atacado y han matado a ‘Luci’, la mastina amiga del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. «No veáis lo que he llorado cuando me han enseñado la piel y los restos del perro», ha señalado la cabeza visible del Gobierno cántabro sobre el can.

Era «un mastín que vive subiendo a Brañavieja en la última explotación ganadera que hay antes de llegar, con unos potros». Según narraba Revilla, no abandonaba el recinto salvo cuando veía su coche, porque «sabe que le llevo carne». «Tendré con él cincuenta fotos. Una manada de lobos lo mató. Los mastines…», señala en declaraciones a El Correo.

«En una balanza lobo-persona yo soy partidario de la persona; iré a todas las instancias judiciales para defender los controles del lobo» por las «escabechinas diarias que está generando al ganado», defiende.

El Gobierno de Cantabria seguirá controlando al lobo

En este sentido, recordamos que esta misma semana el Gobierno de Cantabria se ha plantado y seguirá autorizando cazar lobos pese a la suspensión dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) el pasado martes. «No nos van a asustar las amenazas con los tribunales, porque para la gente de bien los tribunales no son una amenaza, sino una garantía», ha señalado este jueves el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco.

Asimismo, según afirmó el propio consejero a lo largo del mes de septiembredeberían haberse producido las primeras extracciones de lobos en Cantabria, pero no ha sido finalmente así. El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria frenó las intenciones del Gobierno autonómico de proceder al control de diez lobos en tres comarcas de la región por lo que el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, reconoció que este martes tuvo incluso «un enganchón» con uno de los jueces que dictaminó la resolución.