fbpx

Un agricultor muere acribillado por un enjambre de avispas asiáticas

Javier Fernandez-Caballero

El agricultor estaba desbrozando una propiedad con su tractor y al acercarse con la maquinaria a un zarzal se encontró con un nido de avispas velutinas.

23/10/2019 | Redacción JyS

avispa agricultor
Avispa velutina. / Shutterstock

Un agricultor de 67 años, E.M.R., vecino de la parroquia de Serode, en el municipio de Pantón (Lugo), murió el viernes 18 de octubre por las múltiples picaduras que sufrió como consecuencia del ataque de un enjambre de avispas velutinas (avispas asiáticas), según confirmó a EFE el alcalde de la localidad, José Luis Álvarez.

Este suceso se produjo cuando el agricultor estaba desbrozando una propiedad con su tractor y al acercarse con la maquinaria a un zarzal se encontró con un nido de avispas velutinas.

Todo parece indicar que el hombre se bajó del tractor e intentó huir a la carrera, pero acabó por desplomarse inconsciente a causa de las múltiples picaduras de las avispas asiáticas. Cuando fue encontrado, se solicitó la intervención de los servicios de emergencias, pero ya nada pudieron hacer por salvar su vida.

José Luis Álvarez precisó que el tractor de la víctima había quedado encendido, por lo que un operario municipal, equipado con un traje especial, se acercó al lugar de los hechos para apagarlo y confirmó que, efectivamente, se trataba de un nido de avispas velutinas.

«Nosotros sacamos los nidos nosotros mismos. Tenemos los trajes y el líquido, porque si un vecino descubre un nido de avispas velutinas cerca de su casa, no puede estar quince días con miedo esperando a que se lo saquen», dijo el alcalde.

También precisó que todavía no ha sido confirmado si el fallecido era o no alérgico a las picaduras de avispas asiáticas.

Un jubilado gallego fabrica «munición» que acaba con la avispa asiática

avispa asiatica
Un vecino de Pontevedra patenta un método eficaz contra la avispa velutina. / antena3.com

Un vecino jubilado de Tomiño, en Pontevedra, ha diseñado su propio método para acabar con las peligrosas avispas velutinas. Lo hace a tiros. Sí, has leído bien. Pero no utiliza munición comercial. 

Con una carga que él mismo fabrica dispara a los nidos de estos peligrosos insectos y, según afirman los vecinos de su pueblo, funciona. Por el momento ya ha sido capaz de acabar con más de 300 nidos.

El «antídoto» definitivo se trata de un concentrado a base de miel y un antiparasitario de los que se emplean para acabar con las pulgas de los perros. En vez de inyectarlo al nido directamente, se lo dispara con una escopeta de aire comprimido evitando así el peligro de tener que acercarse a las avispas.

Los insectos, atraídos por la miel que aplica en la munición, entran en contacto con el antiparasitario en el que también impregna sus proyectiles, de modo que consigue a los pocos días que mueran todas las avispas. Te lo mostramos en este vídeo.