La mixomatosis sigue azotando a las liebres

¿Lo compartes?

En esta ocasión la localidad afectada por esta enfermedad ha sido Casariche. Un vídeo acredita cómo la mixomatosis sigue expandiéndose por nuestro país. 

4/9/2018 | Redacción JyS

Liebres con mixomatosis. / YouTube

Desde que a finales del mes de julio Jara y Sedal anunciara la aparición de una enfermedad desconocida con unos síntomas muy parecidos a la mixomatosis del conejo, que estaba provocando la muerte a un elevado número de liebres en Córdoba, los casos infectados no cesan.

Córdoba, Sevilla, Albacete, Toledo… Son muchas las comunidades autónomas que comprueban cómo sus liebres no se salvan de una enfermedad, que como ya observamos en el conejo, puede ser crucial para la población de los lepóridos. La disminución de la liebre en estos años atrás debido a los depredadores, herbicidas, furtivos y otros múltiples factores, se convirtió en un grave problema que se está viendo acrecentado por la recientemente confirmada mixomatosis.

Nuevos casos de mixomatosis en liebres

Esta enfermedad vuelve a ser noticia por un nuevo caso, en esta ocasión la liebre infectada apareció en la localidad sevillana de Casariche. Un aficionado a la caza grabó unas imágenes donde el animal presentaba claros signos de mixomatosis: se encontraba totalmente desubicada, delgada y con los ojos inflamados.

Según ha podido saber Jaraysedal.es, gracias a una entrevista realizada a Celedonio Carrasco Pollo, miembro de la Sociedad Deportiva de Caza La Dehesilla, se han localizado dos liebres afectadas en Casariche. Una de ellas fue la grabada en el vídeo que podéis ver al final de esta noticia y otra que huyó. Ambas fueron localizadas en la zona de olivas que linda con la localidad de Herrera. Los casos fueron comunicados a la Federación Andaluza de Caza la cual ha marcado unas pautas para evitar contagios.

Protocolo de actuación frente a la mixomatosis

El protocolo seguido con la liebre encontrada ha sido su incineración. De esta manera no quedará ningún foco de infección que pueda transmitir la enfermedad de ese animal a otros.

Carlos Díez, de Ciencia y Caza, desveló a nuestra revista que es «fundamental vigilar, recoger los animales muertos o incluso moribundos, tener unas precauciones mínimas de higiene en cuanto a guantes y cajas de plástico e incluso dejar de cazar en los cotos donde aparezcan positivos a la enfermedad».

El futuro de la liebre es incierto. La mixomatosis puede suponer el golpe más dañino al que tendrán que hacer frente las rabonas en nuestro país. Aún tendremos que esperar para saber cuáles son las causas, la prevención y el tratamiento de esta enfermedad en liebres.

Aquí tienes el vídeo de una de las liebres afectadas por mixomatosis y localizada en Casariche: 

La mixomatosis sigue azotando a las liebres
5 (100%) 2 votos

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here