fbpx

«El MITECO se reunió con el delincuente de Lobo Marley pero no con los 700 ganaderos que fuimos a Madrid»

Marta García, ganadera de Val del Mazo, protagonizó un incendiario discurso frente a Ribera que provocó los aplausos de los asistentes a la manifestación contra el blindaje del lobo de Madrid. Hoy es protagonista en los micrófonos de La Naturaleza de la Caza.

El pasado 9 de junio la Plataforma en Defensa de la Gestión del Lobo Ganader@ Viv@ celebró junto a más de 30 asociaciones una concentración en Madrid el frente al Ministerio de Transición Ecológica y del Reto Demográfico (MITECO), con el objetivo de impedir que se efectúe la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPE), una decisión que podría hacerse efectiva antes del 25 de septiembre si la ministra continúa adelante con su proyecto de Orden Ministerial.

En esa concentración resaltó un discurso, el de Marta García, ganadera de Val del Mazo, que ofreció unas incendiarias palabras frente a Ribera que hicieron saltar los aplausos de los presentes. Esta semana, García ha estado presente en los micrófonos del podcast La Naturaleza de la Caza, de Jara y Sedal.

«Me quedo con un sabor de boca agridulce tras la manifestación, porque fuimos unas 700 personas porque no podíamos ser más por esta situación de la crisis sanitaria. Tuvimos que decir a mucha gente de nuestro territorio que se quedase en casa, que no podían bajar a Madrid. No rompimos nada, no destruimos nada. Hicimos ruido con nuestros campanos, pero la situación lo requería. Y, para más inri, no se dignó nadie del Ministerio a recibirnos. Tienes ahí 700 ganaderos suplicándote que les dejes trabajar en paz, con dignidad y con libertad, y no les haces ni caso…», se lamenta García.

Y va más allá en sus palabras contra la reacción del MITECO: «Se sientan a hablar con el delincuente de Lobo Marley y lo ponen en las redes sociales del Ministerio y no se sientan a hablar con gente humilde y trabajadora como nosotros. Una ministra que, además, lleva el nombre de Transición Ecológica y Reto Demográfico…», denuncia la ganadera.

La inclusión del lobo en el LESPRE, más allá de un perjuicio ganadero

García, en un momento de la conversación con Rubén Montés, invitó a leerse la ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad del Gobierno, que dice en su artículo 54 que «queda terminantemente prohibida cualquier acción con el objetivo de darles muerte, capturarles, perseguirles o de molestarles» a aquellos animales incluidos en el LESPRE. «Y eso tiene rango de ley: y si a ti te denuncian porque los campanos de las vacas molestan al lobo, vas a ser juzgada en unos tribunales por un juez que seguramente sepa poco del lobo ibérico y del medio rural», ejemplificaba la ganadera.

«Cuando se programe una actividad deportiva en una zona con presencia de lobo, esa actividad deportiva quedará prohibida porque molestaremos al lobo. Cuando la gente de Madrid vaya a hacer senderismo a la Sierra, donde hay presencia de lobos. y se lleven a su mascota y les moleste, habrá un conflicto importante. Cuando los cazadores hagan el control poblacional para evitar enfermedades que transmite la fauna salvaje y los accidentes de tráfico producidos por fauna salvaje y evitar que ésta ataque al ser humano, como en el caso del jabalí, se va a considerar que ese control es una molestia para el lobo», seguía poniendo ejemplos de lo que supondrá la inclusión del lobo en el LESPRE.

«A esta ministra le molesta todo lo que huele a pueblo»

Los cazadores, en palabras de García, «son los grandes aliados de agricultores y ganaderos, pero ahora parece ser que se está diciendo desde el MITECO y desde algunos sectores ecologistas radicales que los cazadores son escopeteros, que son casi delincuentes o asesinos», seguía denunciando García. «Pero que no nos cuenten películas: gracias a ellos, se hace el control del conejo que tantos daños causa, del jabalí, de tantos animales que hacen un daño importante a las actividades económicas. Ellos son los grandes aliados de los agricultores y de los ganaderos de este país. Y a esta ministra le molesta todo lo que huele a pueblo», proseguía su discurso en los micrófonos la ganadera.

Por lo tanto, «hay que empezar a hablar claro y ser valiente, diciendo la verdad, poniendo ese punto de sentido común: no puede tener más derechos un animal que un ser humano. Y los seres humanos hemos evolucionado gracias a la caza y al consumo de carne. Nos tiramos de los árboles para cazar, y luego recolectar, y luego sembrar. No podemos ir contra nuestro comportamiento natural. Detrás de cada producto, hay una historia y una familia para garantizar ese producto. Y detrás de eso además están los agricultores y ganaderos, están los cazadores, que nos permiten poder ejercer la actividad tanto ganadera como agrícola», seguía defendiendo la ganadera ante nuestros micrófonos.

Una dura conclusión final hacia el MITECO

Y finalizaba con una dura reflexión dirigida al MITECO: «En el INE están los datos de los agricultores y ganaderos de este país y se ve cómo en los últimos treinta años hay un descenso brutal de agricultores y ganaderos. Yo le pediría a la ministra que, basándonos en criterios técnicos y datos actualizados, a los que tiene que incluir en el listado LESPRE es a los agricultores y ganaderos, para que no nos persiga con sus políticas, para que no nos molesten los animalistas y ecologistas de sofá y para que no nos extingan, que es lo que están consiguiendo con estas políticas de ciudad. El lobo es el lobo feroz, y se comió a los tres cerditos», concluía la ganadera.

Puedes escuchar el podcast que recoge las declaraciones de la ganadera a continuación.