fbpx

Cazan con escopeta un gran macho montés con esta sorpresa en su cuerna

Javier Fernandez-Caballero

Javier Marín y su padre, Antonio Marín, han cazado en Granada un magnífico macho montés que tenía un antiguo disparo en uno de sus cuernos. Además, lo hicieron con escopeta.

11/12/2019 | Redacción JyS

MACHO MONTÉS
El cazador, con la pieza. / J.R.

Los cazadores granadinos Javier Marín, de 32 años de edad, y su padre, Antonio Marín Gutiérrez, abatieron a inicios del mes de diciembre en el coto social de la localidad de Carramaiza un tremendo macho montés con un viejo disparo en uno de sus cuernos.

Javier Marín ha relatado a Jara y Sedal cómo se desarrolló una jornada cinegética, planificada en principio de caza menor, pero en la que se toparon con este imponente animal. El joven aclara que su coto tiene permiso para abatir un macho y dos hembras de esta especie, así que cuando se toparon con él no dudaron en usar su escopeta del calibre 12 para darle caza.

«Mi padre fue el primero que lo vio», relata el joven, «y le dio tiempo a disparar al animal con su escopeta», añade. La bala impactó en la zona trasera, por lo que salió rápidamente corriendo. Ahora, su hijo Javier se enfrentaba a una dura y ardua búsqueda que se alargó durante más de una hora: «Él me avisó que lo había tocado trasero con escopeta y fui yo a la búsqueda, algo que sabía que no iba a ser fácil», confiesa Marín.

«Me dijo dónde se metió, en unos acantilados grandes con pinos, y para no perderlo ya que iba herido, cargué la escopeta y no cesé en el empeño hasta que di con él», recuerda Marín. De tres disparos más logró abatirlo: «Fue duro, porque le disparé en la zona trasera de nuevo y se volvió a levantar… no caía», relata.

La sorpresa le embriagó cuando llegó al lugar donde cayó el macho montés: «Fue increíble, no daba crédito a lo que mis ojos estaban viendo. Salir de liebres y encontrarte finalmente con esto… y que además tenga en uno de sus cuernos eso», relata sobre el antiguo disparo que tenía. Su padre también se llenó de emoción y ambos vivieron el gran momento juntos.

Jara y Sedal, por su parte, ha contactado con Ramón Garoz, experto taxidermista, que asegura que el disparo en el cuerno del macho montés no es reciente y tiene varios años.

Una joven cazadora de 17 años abate un imponente macho montés que le tocó en un sorteo

macho montés
Los jóvenes con el macho montés. / J.T.

La jovencísima cazadora catalana Mireia Salich, de tan sólo 17 años de edad, abatió el pasado lunes 11 de noviembre un imponente macho montés que finalmente ha sido medalla de bronce. En la jornada cinegética la acompañó Jonathan Lillo, de 22 años, quien también ha narrado a Jara y Sedal el lance en el que consiguió una pieza que no olvidará jamás. No te pierdas la crónica.

Deja una respuesta