fbpx

Los lobos atacan a una burra a punto de parir, sacan a su cría y la devoran en Asturias

Un ganadero asturiano ha denunciado el ataque de una manada de lobos al que es el quinto burro que le matan en los últimos años. El animal, una hembra, estaba a punto de parir.

lobo y la burra atacada
Un lobo y la burra atacada. © Shutterstock

El lobo ha vuelto a hacer de las suyas este fin de semana en Asturias. En este caso, el damnificado ha sido José Ignacio Fernández González, ganadero asturiano que cuenta con cinco burros perdidos en los últimos cuatro años a cuenta de los ataques de los lobos. Este sábado se topó con otra dramática imagen en su finca en las cercanías de Pola de Lena: la de una burra a la que le quedaba una semana para parir y a la que una manada de cánidos atacó y le extrajo su cría.

Jara y Sedal ha hablado con el ganadero que ha explicado que el ataque sucedió de madrugada: «Nosotros utilizamos los burros para andar por la ganadería especialmente en las épocas más arduas del año, cuando llega la nieve, y también para ayudarnos a transportar pienso. Pero a lo que no estamos dispuestos es a dar de comer al lobo con ellos», denuncia Fernández. «El burro es un animal necesario para mi ganadería, no es ningún artículo de lujo para mí», añade.

Fernández explica que su ganadería está ubicada en pleno Puerto de Pajares, donde «siempre hemos convivido con lobos y con osos, pero lo de ahora es muy grave, porque siempre hubo montones de burros y nunca mataron ninguno. La conclusión es que o son soltados y comen lo que conocen, la carne de burro con la que los criaron, o no nos explicamos qué puede pasar», se lamenta. «Si además no se caza, esto va a ser mucho más grave en los próximos años», añade.

La burra y el potro muerto. © J. I. F.

«Nunca, jamás, ha habido ni lobo ni oso a la vera de las casas hasta ahora. Pero el día que haya una desgracia, a ver cómo lo paramos. A mí me matan un burro, y es un problema, pero si me matan un hijo o un nieto, va a ser muy difícil pararme», señala el ganadero.

Ya sufrió la muerte de los dos burros ‘Rajoy’ y ‘Margarita’ en 2019

Este ganadero ya sufrió la muerte de los dos burros ‘Rajoy’ y ‘Margarita’ en 2019 a la entrada de Pola de Lena. «Cuando se canse todo el mundo y nadie crie animales, ya les darán de comer los animalistas y los políticos a la fauna salvaje», señalaba entonces.