fbpx

Se lleva a casa a una cría de jabalí y lo denuncian por furtivismo

El jabalí, que estaba metido en una jaula, presentaba lesiones en el hocico y fue capturado con una red, hecho por el que el SEPRONA ya ha denunciado.

Javier Fernandez-Caballero

La Patrulla del Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Elche (Alicante) ha incautado dos cerdos vietnamitas -especie catalogada como invasora- y un jabalí, capturado de forma ilegal, y que el propietario tenía como mascota en una parcela de un polígono de la ciudad.

Según detalla Europa Press, al parecer el jabalí había sido capturado por medio de una red. El animal, que estaba metido en una jaula, presentaba lesiones en el hocico.

Por otro lado, los cerdos vietnamitas son una especie exótica catalogada como invasora (debido a la expansión incontrolada y dañina para los ecosistemas silvestres que se ha ido produciendo en los últimos años), por lo que su tenencia está prohibida.

Finalizadas las gestiones, se procedió a realizar un informe por supuestas infracciones a la Ley de Caza de la Comunitat Valenciana, la Ley de Patrimonio Natural y de Biodiversidad, por la tenencia de especies incluidas en el Catalogo Español de Especies Exóticas Invasoras y la Ley de Sanidad Animal.

También se le denunció por la carencia de habilitación para núcleo zoológico y por carecer de licencia administrativa para pequeñas explotaciones avícolas de autoconsumo.

El jabalí ha quedado depositado en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Santa Faz, y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y transición Ecológica, se hará cargo de los cerdos vietnamitas.

La impunidad de los ‘santuarios’ animales en estos casos

santuario animalista castra corzo
Publicación del santuario en Instagram.

Sin duda, este caso contrasta con la impunidad que tienen los ‘santuarios’ animales, que pueden tener especies protegidas sin ningún permiso. Ejemplos hay casi mes a mes, pero sin duda uno de los más significativos fue el de la Reserva Wild Forest, un santuario animalista situado en el Parque Natural de Montserrat, que publicó en su perfil de Instagram la instantánea de un corzo al que aseguraban haber castrado. Esto provocóo que su cuerna se desarrollase de manera desproporcionada, generando borra –de la que no se puede desprender– de manera continua. Te lo mostramos en este enlace.

Deja una respuesta