fbpx

Un joven acude invitado al coto de un amigo y le caza el mejor corzo: un tremendo peluca

Este cazador vasco narra cómo se hizo esta semana con un peculiar corzo peluca en un coto de la provincia de Valladolid. Tal celo poseía el cérvido que le dejó acercarse… ¡a veinte metros de distancia!

corzo peluca

El joven cazador alavés Ibon Zuazo, de 18 años de edad, abatió esta semana uno de los corzos pelucas más espectaculares que Jara y Sedal ha publicado esta temporada. Un auténtico portento de animal cuyo rececho ha narrado detalle a detalle el cazador a este medio.

Dio con este corzo peluca «por casualidad»

Ibon narra que este miércoles, mientras acompañaba a un amigo que tiene este coto en la provincia de Valladolid y posee dos precintos, se topó con este animal «por casualidad». «Él estaba haciendo una espera a otro corzo que tenía fichado y yo fui recechando el lugar para ver si había más animales… hasta que tropecé con la sorpresa», comienza relatando. «Vi varios corzos que no quise disparar y, a última hora, recechando en un robledal, vi una corza y estuve esperando a ver si traía el macho por detrás. Efectivamente: un corzo peluca venía tras ella», narra aún emocionado el joven.

Un animal «enceladísimo» que le dejó acercarse a veinte metros. El joven fue recechando paulatinamente para acercarse lo máximo posible a la pieza, hasta que logró llegar a ella a una distancia ¡de veinte metros! «Yo veía que me acercaba más y más y que el animal no hacía caso a mi presencia, tan sólo a la hembra. Estaba enceladísimo con ella. Fue increíble», explica. En ese instante, y a esa cercana distancia, apuntó al codillo del cérvido y pudo abatirlo de un único y certero disparo.

El equipo utilizado. Para abatir a este peculiar corzo, el joven vasco utilizó un rifle Sauer S303 equipado con un visor Zeiss V6 y munición Remington Premier Accutip de 165 grains.

Un trofeo único. Al acercarse, pudo comprobar que el corzo tenía un trofeo único: unas rosetas «brutales», seis puntas «muy gruesas» y el clásico tejido aterciopelado que poseen estos peculiares animales.

Estos son dos de los productos más buscados en Decathlon durante el celo del corzo

Una pareja de corzos en celo. ©Shutterstock

Cuando aprieta el calor, arranca el celo del corzo, una época en la que los machos sólo tienen un objetivo en mente: perseguir y acosar a las hembras para montarlas. Esto da lugar a los corros de bruja, expresión que hace referencia a los movimientos y carreras circulares, muchas veces dibujando un ocho en el suelo, que realizan tras sus pretendientes instantes antes de cubrirlas.

Este mes de julio es el momento en el que muchos cazadores buscan productos que les permitan aprovechar esta época para darles caza… y en Decathlon puedes encontrar dos de ellos que son clave. Se trata de dos reclamos que vende esta casa y están disponibles para compra online, por lo que en tan sólo 48 horas te llegarán a la misma puerta de casa. Estos son.