fbpx

Un perro de caza se pierde en el monte y recorre 380 kilómetros para regresar a casa

Días después de que los dueños del can perdiesen al animal a 380 kilómetros de su domicilio, este apareció de nuevo en su hogar.

Jagdterrier

Pablo es un jagdterrier de dos años que se perdió la semana pasada en Saboya, un departamento francés situado en la región de Auvernia-Ródano-Alpes. El can recorrió casi 380 kilómetros para volver a su hogar, en Gard, según recoge el medio France Bleu.

Catherine y Roger, de 60 años de edad, habían ido de viaje a Italia con su autocaravana. El pasado 19 de agosto, decidieron hacer escala en Saint-Martin-de-Belleville, en Saboya. Pablo, su perro, salió solo a pasear mientras permanecían parados. Sin embargo, transcurrido un tiempo, el can no volvió y la pareja comenzó a preocuparse.

«Esperamos durante horas. Incluso pasamos la noche allí, sin éxito», cuenta Catherine al citado medio. Al no tener noticias de él, denunciaron su desaparición antes de ir a casa de sus familiares en Ain. «Nos permitió estar más cerca en caso de que alguien nos alertara sobre Pablo», dice Roger.

Pasaban las horas y no había rastro del perro hasta que el sábado el responsable de vigilar su casa en Bezouce (Gard, Francia) les envió una foto. «Reconocí a Pablo, no lo podía creer, fue un verdadero momento de felicidad», recuerda emocionada Catherine. El perro se encontraba notablemente desmejorado, pero estaba vivo y en casa, según indicaron los dueños al citado medio.

jagdterrier
El perro, tras ser hallado. © France Bleu

Esta historia demuestra que el sentido de la orientación de los perros es, sencillamente, extraordinario, en parte gracias a su olfato y también a la molécula citocromo 1, presente en otros animales como aves migratorias y que hace al animal ubicarse y, en este caso, saber volver a su lugar de origen.

¿Qué hago si me encuentro un perro extraviado?

Perro extraviado durante una cacería / Fotografía: JyS

Aunque en nuestro país no hay un protocolo de actuación para estos casos, existen pasos básicos que nos ayudarán a que el animal perdido o robado vuelva con su dueño. Y en caso de abandono, pueda realizarse la pertinente denuncia.
Si te encuentras en un núcleo urbano y ves a un perro sin dueño, lo más acertado sería llamar a la Policía Local, la cual está obligada por ley a hacerse cargo de él. Intenta cogerlo y tranquilizarlo hasta que los funcionarios del ayuntamiento acudan. Si en cambio lo encuentras en el campo mientras cazas, será responsabilidad de la Guardia Civil. Te contamos aquí todo lo que debes hacer.