fbpx

Graban otro vídeo de jabalinas paridas tras 'esterilizarlas' con la vacuna animalista

Javier Fernandez-Caballero

Es la segunda grabación en menos de un mes de jabalinas en Cataluña ‘esterilizadas’ con la vacuna animalista. Las imágenes fueron tomadas el pasado viernes entre las localidades catalanas de Castellar y Sabadell.
8/5/2019 | Redacción JyS

jabalinas esterilizadas con crotal
Captura del vídeo que muestra a las jabalinas recién paridas. / JyS

En menos de veinte días han vuelto a verse jabalinas recién paridas en Cataluña tras ‘esterilizarlas’ con la vacuna animalista. Las imágenes fueron tomadas el pasado viernes entre las localidades catalanas de Castellar y Sabadell.
Ya el año pasado esta misma revista publicaba unas imágenes que cuestionaban la efectividad de un proyecto animalista que se había presentado como la panacea en el control poblacional «ético» del jabalí en Cataluña, donde el exceso de población de esta especie representa un auténtico problema. Y realmente no era así, como así demuestran estas nuevas imágenes.
Este es el vídeo grabado el pasado viernes en esa zona:

Las imágenes tomadas hace un mes también mostraban a tres jabalinas paseando por una calle de Matadepera, donde se puede ver cómo portan en sus orejas los crotales que indican que se trata de ejemplares que participan en las pruebas de esterilización realizadas en Barcelona.

Hay que recordar que este plan para esterilizar jabalíes se implantó en Barcelona en abril de 2017 y se realizó sobre 100 ejemplares que ya habían demostrado su fertilidad con el objetivo de que una vacuna anticonceptiva redujera la producción hormonal en el organismo de los jabalíes. Realmente no se trata de una esterilización, sino de una inhibición del deseo sexual temporal.

Una vacuna ineficaz que ha costado 164.000 euros de dinero público

jabalina cataluña
Ejemplar fotografiado en 2018 en Matadepera (Barcelona).

Tal y como publicó Jara y Sedal el pasado mes de abril, esta vacuna ha costado más de 160.000 euros de dinero público. El proyecto, llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha sido financiado por la Diputación de la misma provincia con 100.000 euros. Además, ha tenido aportación de los Ayuntamientos de SantCugat, Matadepera, Terrassa y Vacarisses, que han aportado los 64.000 euros restantes, tal y como ha confirmado a Jara y Sedal la Federación Catalana de Caza (FCC).