fbpx

Los jabalíes matan la perra de este pastor, que explota en la redes sociales: «Hay demasiados»

El conocido ganadero de la Sierra de Gata publica en las redes sociales varios vídeos en los que muestra el problema que la sobrepoblación de jabalíes supone para los pastores de su zona: «No paran de parir y no paran de matar. Nos cogen las cabras y nos las parten por la mitad».

jabalíes pastor
El ganadero y la perra muerta. / Facebook

Jesús Manuel Martín Crespo (41 años), un activo ganadero extremeño en las redes sociales, ha publicado un vídeo en el que muestra el momento en que encuentra una de sus perras muerta por el ataque los jabalíes.

«Bueno, pues encontré a Candela esta mañana. Está muerta», comenta el pastor de Torre de Don Miguel (Cáceres) al inicio del vídeo. «Esto es así, esto está lleno de jabalíes… Te matan perros, te matan cabras…», relata sobre un problema que dice ser difícil de sobrellevar.

«Me matan montones de cabras. (…) Nos cogen las cabras y nos las parten por la mitad y se las llevan cien metros arrastra», asegura en el segundo de los vídeos que ha publicado en su perfil de Facebook y que compartimos a continuación. «Se las comen vivas. Hay una sobrepoblación de jabalíes que no paran de parir y no paran de matar», argumenta.

José Manuel cree que tendrían que dar más permisos a los cazadores: «Deberían a los cazadores de autorizarles a hacer descastes. No hace falta que lleven perros, si yo les digo dónde están», argumenta en la segunda filmación tratando de buscar una solución a la situación que ya le ha llevado a perder numerosos animales.

No es la primera vez que le sucede

«No es el primer caso que sufrimos los ganaderos de esta zona. Cuando las cabras pasan entre las escobas, los jabalíes encamados arrancan y arremeten contra ellas. Son episodios que se han convertido en habituales. De hecho, cada año pierdo así dos o tres cabras», relata el propio ganadero a Jara y Sedal.

Los jabalíes de la parte de la Sierra de Gata donde se localiza la explotación de José Manuel «no están cazados». «Son animales grandes y viejos que les quitan la comida a los perros pastores, y a los mastines me los matan cada año o año y medio», denuncia.

Pero no sólo arremeten contra el ganado o los perros: «Hace unos días una cochina me persiguió más de cien metros cuando paseaba con una de mis perras y me libré gracias a que salí corriendo».

Deja una respuesta