fbpx

Se le aparece un jabalí de tres patas en Belmez que huye y un día después provoca un accidente

Este cazador localizó a un jabalí de tres patas durante una espera al que no pudo disparar. Al día siguiente, un coche se estrelló contra él. Así ocurrió todo.

Javier Fernandez-Caballero

La historia que narramos a continuación está protagonizada por un enorme jabalí contra el que se estrelló una familia con una hija de tres años el pasado sábado, día 3 de octubre, en las cercanías de la localidad jiennense de Belmez de la Moraleda.

El tremendo macareno, que tiene unas importantes defensas cuyos que sobresalen 5 centímetros de la boca, había sido observado la noche anterior por el cazador Juan Antonio Hervás Fernández, natural también de Belmez, que ha narrado a Jara y Sedal cómo se desarrolló este insólito lance.

El respeto a la ley de la caza, lo primero

«Por respetar la ley de la caza, no disparé la noche anterior», comienza explicando Hervás. Aquella noche vio al macareno, al que ya había podido localizar días antes pero no con tanta claridad como la de la espera del pasado viernes: «El problema es que apareció junto un camino que además está cerca de la carretera, por lo que disparar en esa dirección era imposible», añade Hervás.

La mala fortuna hizo que al día siguiente este extraño ejemplar se cruzase en el camino del coche de una familia durante la madrugada del 3 al 4 de octubre. «Fue una auténtica lástima. El coche quedó destrozado, y lo peor es que era un matrimonio que llevaba a su hija pequeña de tres años en la parte trasera, que quedó con un susto que no se le olvidará en la vida», se lamenta Hervás.

El jabalí de tres patas, tras el accidente. @ J.A.
El jabalí de tres patas, tras el accidente. @ J.A.

Dos días después Juan Antonio dio con el jabalí

Esa misma noche la Guardia Civil no pudo dar con el animal, pero este cazador de Belmez acudió en la tarde del lunes a ver si daba con él y, efectivamente, lo logró encontrar: yacía muerto a unos 60 metros de distancia aproximadamente del lugar de la colisión. «Ya estaba hinchado, no se podía aprovechar la carne, solamente le quité el trofeo, que he regalado a un amigo», explica Juan Antonio sobre este jabalí que, tal y como se puede ver en las imágenes, tenía solamente tres patas.

Cazan un excepcional jabalí con tres patas y enormes colmillos en Burgos

jabali de tres patas y enormes colmillos
El jabalí tenía entre 70 y 80 kilos, sólo tres patas y unos gruesos colmillos. / Foto: Rubén de la Morena

La naturaleza nunca deja de sorprendernos y la pasada temporada de nuevo lo hizo en la zona norte de la provincia de Burgos: un jabalí con tres patas y unos gruesos colmillos fue abatido en una montería celebrada en la zona. Más información aquí.