fbpx

El jabalí perjudica a la vegetación y la biodiversidad de las áreas protegidas, según un estudio

Científicos han analizado el impacto del jabalí sobre la vegetación de la Reserva Natural Regional Insugherata, un área protegida italiana al noroeste de Roma y alertan de la necesaria gestión de sus poblaciones. A pesar de sus contundentes conclusiones, en España el Gobierno mantiene su intención de prohibir la caza en los Parques Nacionales.

El jabalí perjudica a la vegetación y biodiversidad de las áreas protegidas. Así lo testifica el estudio científico ‘El jabalí como motor de cambios en la vegetación de un bosque mediterráneo urbano que afecta la riqueza de especies y la biodiversidad dentro de un área protegida’, publicado en Journal of Silviculture and Forest Ecology y cuyos autores son Alberto Todini –Director de Capital Natural, Parques y Áreas Protegidas italianas- y Roberto Crosti –miembro del Instituto Superior de Investigación y Protección Ambiental-.

El estudio analiza el impacto del jabalí sobre la vegetación de la Reserva Natural Regional Insugherata, un área protegida italiana que se extiende por unas 700 hectáreas al noroeste de Roma y «está caracterizada por un sorprendente grado de integridad ambiental».

La publicación destaca que, en la región mediterránea, una de las especies consideradas de mayor impacto sobre la vegetación es sin duda el jabalí, que por sus características biológicas -alta capacidad reproductiva, plasticidad ecológica, comportamiento de alimentación omnívoro y oportunista-, la ausencia o baja incidencia de depredadores naturales y las dificultades de manejo para reducir la densidad, es capaz de impactar negativamente en las vegetación. «En hábitats realmente alterados, el jabalí puede ser invasora, sobre todo si la especie es de origen euroasiático».

Una proliferación de jabalíes desde 2005 en Roma que ha acabado con orquídeas autóctonas

En la zona norte de Roma los jabalíes comenzaron a extenderse masivamente desde 2005. De hecho, es normal que estos animales se cuelen en áreas periurbanas aprovechando los corredores en busca de alimento.

La presencia de jabalíes, con su gran movilidad y cuya distribución es principalmente consecuencia del recurso alimenticio, constituye un alto factor de perturbación del suelo. El impacto de los jabalíes es particularmente fuerte en las orquídeas: en 2015, las tres especies de orquídeas encontradas en el estudio de 1994 desaparecieron del Insugherata.

La gestión de la población de jabalí, la única solución según este estudio

En conclusión, el estudio destaca «un empobrecimiento de la vegetación, en particular de las especies del estrato herbáceo y, entre ellas, de las geófitas, que, incluso en ausencia de un estudio específico de causa-efecto, se remonta razonablemente a la presencia continua de la población jabalí en la zona». Por último, el estudio llama a la urgencia de implementar formas de gestión de jabalíes dentro de la Reserva Natural Insugherata, con el fin de reducir su impacto sobre la vegetación.

Otro estudio alerta de que los jabalíes urbanos cada vez son más agresivos

jabalíes urbanos
Jabalí. / Foto: Shutterstock

El aumento de la población de jabalíes y la familiarización de éstos con el entorno humano no es nada nuevo. Como ya te contamos en jaraysedal.es, los suidos cada vez están más presentes en nuestras calles y no dudan en mostrar su agresividad cuando son molestados. Hace unos años nos hacíamos eco en esta misma web de un caso ocurrido en China en el que un hombre fue asesinado por un jabalí mientras una cámara de seguridad grababa la escena.

Un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha constatado que el peligro por la presencia de jabalíes en el entorno urbano es real. Los suidos que buscan comida por las calles de la parte alta de la ciudad de Barcelona, lugar donde se ha realizado la investigación, han incrementado su agresividad hacia los humanos. Te lo contamos en este enlace.

Deja una respuesta