fbpx

Dispara su primer jabalí en espera y al día siguiente se encuentra con esta sorpresa

Javier Fernandez-Caballero

El joven cazador Miguel Ángel Martínez Manjón acababa de introducirse en el mundo de las esperas cuando, el pasado 16 de julio, se hizo con este tremendo animal en tierras jiennenses. Pesó 117 kilos y fue medalla de plata.

3/10/2019 | Redacción JyS

jabalí espera
Miguel Ángel Martínez Manjón, con el animal tras la espera. / M.A.

El joven cazador jiennense Miguel Ángel Martínez Manjón pensaba que la noche del pasado 16 de julio sería una espera como tantas otras: sin suerte. Pero estaba equivocado. Esa noche, de principio a fin, estaba hecha para él, a pesar de que había luna llena.

«No era lo ideal para cazar un gran jabalí, pero las ganas por salir al monte estaban por encima de todo», relata el joven a Jara y Sedal con motivo del concurso que este medio tiene puesto en marcha junto a Beretta Benelli Ibérica. Era el primer año que Martínez practicaba la modalidad de caza en espera por lo que la expectación no podía ser mayor.

A las 8 de la tarde de aquel 16 de julio Miguel Ángel llegaba al puesto, dentro del término de la localidad de Úbeda. Era una zona en la que había «un pequeño rastrojo» al lado de «una densa arboleda», relata el cazador. Su sorpresa fue encontrarse a un animal cuando siquiera había llegado al lugar del puesto. «Que, por cierto, detectó mi presencia y se perdió en la densa maleza», explica el joven.

Miguel Ángel se apostó en el lugar elegido y esperó a que hiciera acto de presencia algún jabalí. A las 23:30 horas de la noche escuchó cómo un animal rompía ramas y maleza en su camino al rastrojo: «Sus soplidos en el silencio de la noche me pusieron los pelos de punta y ya me hacía pensar que se trataba de un gran ejemplar», relata. Después de un rato sin escucharlo, apareció a escasos metros de la maleza y empezó a comer espigas, sin abandonar la sombra que la luna llena le aportaba como protección.

jabalí espera
Los tremendos colmillos del jabalí. / M.A.

Cuando el joven tuvo la oportunidad de verlo algo más claro, lo metió en el visor y con la ayuda de la retícula iluminada apretó el gatillo. «El animal salió corriendo como si nada hubiera pasado a ocultarse en la maleza hasta que su potente carrera, a unos 50 metros, se paró por completo». Sin embargo Martínez creyó haberlo fallado o que el animal quizá hubiera marchado herido, por lo que dejó el pisteo para el día siguiente. «Recogí las cosas y a primera hora de la mañana estaba allí, con mi escopeta, para realizar la búsqueda, donde poco tardé en encontrarlo. Mi alegría fue brutal, nunca había visto nada igual», confiesa el cazador.

El gran jabalí pesó 117 kilos. «Me llamó mucho la atención su marca en la oreja derecha», relata el joven. El animal según el taxidermista «era muy viejo y conseguirá la calificación de medalla de plata», concluye.

El perfil de Facebook de jaraysedal.es está a punto de alcanzar los 800.000 seguidores. Por ello, la revista de caza más leída de España, ha organizado un concurso para celebrarlo. 

Solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos grandes, curiosos o extraños que les acompañe una buena historia. Si has cazado un animal inusual o el lance o la historia que lo rodea fue única, ¡cuéntanosla! Puede que ganes ¡más 100 euros en munición metálica para tu rifle!* Te contamos más detalles aquí.