fbpx

Las increíbles navajas de este jabalí de 80 kilos causan furor entre los cazadores

Javier Fernandez-Caballero

Benjamín Domínguez cazó este sábado 15 de febrero un pequeño jabalí de 80 kilos con unos descomunales colmillos en su coto social en Navarra. El cazador narra a Jara y Sedal los de talles de un lance único y que no olvidará jamás.

16/2/2020 | Redacción JyS

jabalí
La cuadrilla y el cazador, tras la batida. / JyS

El cacereño Benjamín Domínguez, afincado hace tres décadas en Pamplona, ha sido el afortunado cazador del que otros compañeros no paran de hablar a través de las redes sociales desde este sábado 15 de febrero. Ha cazado un pequeño jabalí de 80 kilos con unos monstruosos colmillos junto a los miembros de su cuadrilla de San Clemente, que cada fin de semana practican la actividad cinegética en forma de batida en el coto social de la localidad navarra de Aspurz.

El lance se produjo sobre las 14:00 horas de la tarde, «cuando ya estábamos terminando la batida». Estuvo toda la mañana encamado en un zarzal, sin querer salir y haciendo caso omiso a los perros. A final de la jornada, «logramos desencamarlo», asegura Domínguez. Se trataba de una zona boscosa, y eso dificultaba mucho más las posibilidades de hacerse con él, pero el cazador se armó de paciencia y, sobre todo, mucha presteza, para acertar en el primer y único disparo.

«Fue un lance corto, pero muy bonito», asegura sobre el emocionante momento que vivió con su rifle Browning en calibre .30-06 y su munición Remington Magnum de 180 grains. «En un primer instante me asusté, porque pensaba que se me iba el jabalí de lo rápido que salió, pero lo metí pronto en el visor y logré acertar a la primera: Cayó al instante», asegura.

También tenía otro miedo, y era haber podido dañar el trofeo del enorme macareno: «Le di en una zona cercana a la boca, y eso me hizo temer que hubiese podido romper los colmillos, pero finalmente mis temores se disiparon cuando me acerqué y comprobé que los tenía intactos», comenta Domínguez.

Los miembros de la sociedad, que son unos 30 –aunque ese día participaron 18- quedaron impactados por la pieza cuando se reunieron en el final de la jornada. «Los colmillos no los hemos medido exactamente, pero un chico le puso la mano dentro de la boca y le quedaba pequeña. Eran realmente increíbles», confiesa Domínguez.

Cazado un jabalí con unos descomunales colmillos en Ciudad Real

El tremendo jabalí.

Un auténtico monstruo. Así fue el jabalí que se cazó el jueves 13 de febrero en la finca ‘Puerto Colorado’, situada en las cercanías de la localidad ciudadrealeña de Piedrabuena. Jara y Sedal ha tenido la oportunidad de hablar con el organizador de la montería en una finca en la que no se cazaba desde hacía tres temporadas. Te lo contamos.