fbpx

Va de caza menor y se le arranca un jabalí blanco con manchas negras

Javier Fernandez-Caballero

Alfonso Moreno Molero ha tenido un año de suerte: no solamente dio caza en junio a un curioso jabalí cruzado con doméstico en Málaga, sino que a finales de año también logró abatir otro ejemplar similar pero más pequeño en una montería. Nos lo cuenta.

2/1/2020 | Redacción JyS

jabalí cruzado
El joven, con el jabalí. / JyS

El joven cazador malagueño Alfonso Moreno Molero, conocido entre sus amigos y cazadores de la zona por ‘Sito’, ha logrado abatir dos rarísimos ejemplares de jabalíes cruzados con cerdo a lo largo del 2019. Alfonso, natural de la localidad malagueña de Álora, estuvo en ambas jornadas cinegéticas acompañado de su padre, del mismo nombre.

El primero de ellos lo capturaron en una jornada de caza menor en una finca cercana a su localidad natal. En esta jornada cinegética tenían permiso para caza del jabalí al salto, y «a última hora de la mañana apareció este ejemplar», comenta el joven. «Nos quedamos muy sorprendidos al verlo», admite, y rápidamente cambió los cartuchos que tenía puestos en su escopeta Beretta y puso las balas, abatiéndolo de un certero disparo.

jabalí cruzado
El joven con el jabalí cruzado de noviembre. / JyS

El segundo de ellos logró abatirlo el pasado 24 de noviembre durante una montería en el Valle de Abdalajís, cerca de Antequera. «Nos tocó en el puesto número 1», relata el joven, que explica que «cuando nos pusimos en el puesto, se levantó una ladra con cuatro cochinos a unos 150 metros y logré abatir a una cochina grande –ya que se podían disparar en esa montería- y este pequeño jabalí cruzado», comenta. Utilizó su rifle Ceska Predator en calibre .308 Winchester Magnum.

Posteriormente, tuvieron que cargar con el animal durante más de tres kilómetros para llevarlo a casa y poder aprovechar al máximo su carne puesto que se encontraban muy lejos del coche.

Abaten una extraña jabalina en una batida de Salamanca

jabalí
«Se sorprendieron hasta los viejos cazadores del lugar», dice el joven José Manuel Flores. / JMF

Ocurrió en 2019 en las cercanías de la localidad salmantina de Hinojosa de Dueroun cazador abatió una extraña jabalina de 35 kilos de peso con un trofeo sin amoladeras y cuya boca «no cerraba bien», según relató para Jara y Sedal José Manuel Flores Marcos, que iba aquella jornada acompañando a la rehala. Esta es la historia.

Más casos raros

Ya hace dos años ocurrió otro raro caso en una batida de jabalí en la Finca El Cotillo (Córdoba). Un joven cazador de 34 años abatió un extraño ejemplar antes de que soltaran los perros. «El animal me entró al revés. Desde fuera de la mancha hacia adentro. Vi por el visor que no era grande de cuerpo, pero sí su cabeza», afirmó en aquella ocasión a jaraysedal.es.

Debido a su extraño aspecto, no quiso que semejante animal quedase en el recuerdo como una simple fotografía y decidió naturalizarlo disecándolo. Meses antes de esta noticia, se había dado otro caso similar en Salamanca, en este caso debido a un posible cruce con cerdo vietnamita.