Dos hermanos cazan un jabalí de 120 kilos con esta sorpresa en su trofeo

Comparte con tus amigos










Enviar

El animal tenía las navajas ‘al revés’: los colmillos le habían crecido por detrás de las amoladeras imposibilitando su desgaste. Un ejemplar único para un lance inolvidable que rememoran para Jara y Sedal.

30/11/2019 | Redacción JyS 

JABALÍ colmillos
El jabalí, tras la jornada de caza. / B.M.

Los hermanos Bernabé y Víctor Gutiérrez Negrete cazaron, el pasado fin de semana, un jabalí con los colmillos detrás de las amoladeras. Fue en una batida llevada a cabo en la zona norte de Cantabria, muy cerca ya del País Vasco.

En un lado tenía el colmillo detrás de la amoladera, como se puede ver en la imagen que ilustra esta crónica; en el otro, el animal tenía la amoladera rota, pero también le había nacido en el mismo lugar. Se puede decir que el trofeo estaba ‘al revés’. «El animal, además, era todo un monstruo de unos 120 kilos según le calculamos, porque limpio pesó concretamente 107. La verdad es que sorprendió a todos», ha relatado el joven para Jara y Sedal.

Los hermanos recuerdan que la primera captura de ese día llegó «nada más soltar los perros», cuando vieron un animal que «creían que era una jabalina que andaba por la zona». Pero al llegar los canes a su encame –a unos 500 metros de donde ellos se encontraban-, lograron levantarlo: se hicieron con el primer macho de la mañana, de unos 70 kilos.

Bernabé y Víctor, ya con la satisfacción de haber cazado un cochino, siguieron esperando durante toda la mañana otro lance, pero este no llegaba…

JABALÍ colmillos
Otra imagen del animal. / B.M.

«Ya nos íbamos a retirar», relata Víctor, «y cuando estaba descargando el rifle y enfundando las armas, apareció este animal», añade. «De repente, escuché el crujido de un palo, me quedé quieto porque creía que vendría algún zorro o un corzo y fue entonces cuando mi perro –un fox terrier– empezó a ventear y a levantar la cabeza, como suele hacer cuando llega algún animal al puesto».

La emoción estaba a flor de piel. «Se paró el ruido, me quedé muy mosqueado y esperé en silencio. A escasos dos minutos me levanté y vi al jabalí de frente. Al principio no le podía disparar porque el monte estaba muy cerrado, pero finalmente logré meterlo en el visor y hacerme con él», confiesa el joven aún emocionado por la captura. Una pieza que cobró con su rifle Browning en calibre .30-06 y con munición Winchester de 180 grains.

Cuando fueron a por el animal se quedaron sorprendidos: «No nos creíamos lo que veíamos», comenta el joven. Además, narra que les costó «un buen rato» bajar al animal del monte por el peso que tenía: «Incluso se nos hizo de noche», concluye el cazador cántabro.

Jara y Sedal y Sighmark premiarán las mejores historias de caza de noviembre

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar con Sightmark y la página de Monterías en España. Si tu historia es elegida, puede que ganes un visor de caza, uno de tipo ‘punto rojo’, un termo de café ¡u otros muchos premios!

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here