Las imágenes, grabadas por uno de los participantes en una batida, muestran cómo un jabalí corre por una ladera pasando por delante de casi todos los puestos, mientras se escuchan los tiros y las voces de los cazadores que intentan acertar con sus disparos. Si bien no existen datos registrados de este tipo de lances, no nos consta ninguno con tantas detonaciones a una animal sin acierto, de ahí que podamos casi hablar de un ‘récord’ de disparos fallados.

El jabalí demuestra una gran resistencia y agilidad, y consigue trasponer el cerro que se ve al final del vídeo, ante la frustración de los cazadores que creían haber perdido su presa. Se oye incluso a los batidores avisar por radio de que el animal ha escapado, pero no hay ido muy lejos. Según ha informado a Jara y Sedal uno de los participantes, el animal llevaba dos impactos y fue cobrado «más adelante».

El vídeo ha generado cientos de comentarios y reacciones en las redes sociales, donde muchos usuarios han comentado la falta de puntería de los cazadores o la destreza del jabalí para escapar.

Algunos internautas han aplaudido al animal por su aparente huida, mientras que otros han atribuido el fracaso a la mala suerte o a la mala calibración de las armas.

El jabalí, una especie muy resistente

A ningún cazador del mundo le gusta que se ponga en tela de juicio su puntería. Todos pensamos que somos capaces de realizar disparos limpios y certeros, sobre jabalíes o ciervos, colocando siempre el proyectil en la zona vital pero… ¿es esto cierto?

La Asociación Española del Perro de Sangre (AEPES) publicó en el año 2014 un informe en el que se recogían importantes datos de las intervenciones de sus socios durante el rastreo de reses heridas, entre ellos, dónde conseguimos ‘colocar’ las balas durante nuestras jornadas de caza.

Según los resultados obtenidos por aquel entonces, el 78,4% de los jabalíes rastreados fueron alcanzados en zonas de letalidad máxima o alta como codillo, paletilla, cuello o cabeza. Aún así fue preciso rastrearlos, dada la resistencia natural que estos animales ofrecen a los disparos.