fbpx

Cazan a cuchillo un jabalí 'vakamulo' de 155 kilos en Galicia

Javier Fernandez-Caballero

Los miembros de una cuadrilla gallega cazaron el pasado sábado 14 de diciembre a cuchillo un monstruoso jabalí de 155 kilos. Nos cuentan cómo se desarrolló el lance.

24/12/2019 | Redacción JyS

jabalí
El tremendo jabalí. / C.F.

Los miembros de una cuadrilla de cazadores del Tecor de Calvos de Randín, en la comarca gallega de La Limia, cazaron a cuchillo el pasado sábado 14 de diciembre un tremendo jabalí de 155 kilos de peso. Hasta cinco personas tuvieron que ayudar para sacar al animal del tojal en el que se encontraba.

«Nosotros cazamos al gancho, como aquí decimos, y ese día a última hora de la mañana nos topamos con ese animal que no quería salir del lugar en el que estaba encamado», relata Carlos Fernández, uno de los miembros de la cuadrilla. «El animal estaba metido en un monte bastante cerrado porque era un día de lluvia. Por eso fuimos a buscarlo a ese lugar y estuvo más de un cuarto de hora de pelea con los perros», sigue explicando Fernández.

 jabalí
Otra imagen del jabalí. / C.F.

Finalmente, uno de los perreros tuvo que echarle agallas a la situación y cazar a cuchillo al animal. «No quedaba otra», confiesa el cazador, ya que no podían disparar al cochino ni siquiera con escopeta puesto que los perros se encontraban encima. Cuando el perrero lo abatió a cuchillo, «lo pesamos y nos asustamos porque últimamente en la zona de Ourense están saliendo jabalíes muy grandes, pero este nos sorprendió a todos», admite Fernández.

«Este es un monte virgen y aquí la caza es deporte, no es un negocio. Lo hacemos por pleno disfrute, de forma humilde», añade el cazador sobre el desarrollo de la jornada en la que cazaron con un total de 25 puestos. Este es el vídeo de cómo pesaron al animal:

Cazan un jabalí ‘vakamulo’ de 150 kilos que burló a tres cazadores

vakamulo
Emilio, el afortunado cazador que lo abatió, a la izquierda de la imagen. A la derecha los demás miembros de la cuadrilla. / S.D.

Cuando la cuadrilla ‘A Elite’ de Orense salió de batida el pasado mes de octubre en un cuartel de la localidad de Celanova, sabía que había posibilidades de cazar ejemplares de jabalí grandes, pero no un «vakamulo», como allí se les conoce, de casi 150 kilos.

Hasta de dos puestos se escapó el monstruoso jabalí, según relató a Jara y Sedal el jovencísimo cazador y miembro de la cuadrilla Stefan Domínguez, de 20 años. Esta es la crónica.