fbpx

Los cazadores envían pares de huevos al Gobierno en protesta por su ley de esterilización canina

Ya son varios los vídeos que circulan en redes sociales en protesta por el anteproyecto de la Ley quiere obligar a esterilizar a todos los perros de caza.

Tres momentos de uno de los vídeos. © Facebook
Tres momentos de uno de los vídeos. © Facebook

La pasada semana, las Organizaciones Españolas de Caza (OEC) impulsaron una campaña de protesta ante los ataques que el Gobierno está realizando desde diferentes frentes al sector cinegético, especialmente contra el Anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales. Ésta consiste en remitir a la Dirección General de Derechos de los Animales un par de huevos por correo y ya se está plasmando a través de diferentes acciones cívicas. Su intención es «trasladar el enorme cabreo y enfado que muchos españoles en general y del mundo rural en particular tienen con un Gobierno que legisla en contra de millones de sus ciudadanos».

Esta primera acción, cargada de simbolismo y dirigida específicamente contra la llamada la Ley de Bienestar Animal, se ha llamado ‘Con dos huevos’, y ésta está teniendo una gran aceptación: «Queremos demostrar que nos sobran arrestos para enfrentarnos a quien haga falta por nuestra cultura, nuestras tradiciones y en definitiva por nuestra forma de vida y libertad», explican sobre ésta. «Ya que el señor Sergio García Torres alias 80.000 a dedo, quiere cortar los testículos a nuestros perros, le enviamos los únicos huevos que va a tener, los que pone una gallina», argumenta ANARMA en su perfil de Facebook.

Estos son dos de los vídeos que está viralizando en las redes sociales de los cazadores.

Cómo hacer el envío

«La costumbre de lanzar huevos (“Egging”) y otras cosas a los políticos como forma de protesta, viene de antiguo, se remonta nada más y nada menos que a tiempo de los romanos. Nosotros somos gente educada, es por ello que en lugar de arrojarle huevos en la calle, se los vamos a hacer llegar por correo», indica la OEC.

Por ello, solicitan a los integrantes del mundo rural que envíen al Director General de Bienestar animal dos huevos por correo junto con una carta de protesta. «Tal vez lo más higiénico sea que estén cocidos, pero eso lo dejamos a vuestra elección», indican en el comunicado. «Por cierto, no tengáis miedo que se los pueda comer, como él mismo ha declarado, es vegano», añaden.

En cuanto a la carta, incluso han creado un modelo y recomiendan que se utilice un sobre bolsa con burbuja y se haga por carta postal; el coste aproximado es de 2,50 € y si se envía certificado es de 5,95 €. «Para evitar problemas en Correos con el envío, os recomendamos envolváis los huevos antes de meterlos en el sobre, podéis utilizar papel albal, film transparente o una pequeña bolsa para congelar», indican.