fbpx

Cazan una macarena: una hembra de jabalí con los colmillos de un gran macho

Este cazador narra cómo se hizo durante la pasada madrugada con una hembra de jabalí con unas prominentes defensas, más propias de un gran macho, en un coto de la provincia de Albacete.

jabalina con enormes colmillos
La jabalina de enormes colmillos. © M. T.

El cazador albaceteño José María Gascón, natural de la localidad de Casas Ibáñez, se encontraba la pasada madrugada de espera cuando, sobre las 2:00 horas de la madrugada, le entró al puesto un animal de prominentes colmillos. Lo que no imaginaba es que, tras abatirlo, iba a poder comprobar ¡que se trataba de una hembra!

José María había decidido hacer un aguardo en una finca agrícola en la que los jabalíes acudían asiduamente a un campo de nogales. Con un permiso especial por daños logró dar con este peculiar animal que «entró solo», tal y como detalla el cazador. «No me moví ni un ápice. Estuve unos segundos parado y, en cuanto logré meterlo en el visor, disparé», describe.

El animal se había parado a unos 20 metros de Gascón quien, debido a la escasa distancia que les separaba, ya intuyó que algo muy grande escondía en su mandíbula. Fue un lance «rápido, pero preciso», describe.

«Al principio creía que era un macho y, cuando fui a ver la pieza con la linterna no me cuadraban mucho las amoladeras que tenía respecto al volumen de navajas. Cuando lo miré y no le vi genitales me quedé sorprendido. Tras comprobar una y otra vez que, efectivamente se trataba de una hembra, terminé creyendo el lance tan inverosímil que acababa de protagonizar», explica el cazador sobre un animal que arrojó en la báscula un peso de 85 kilos.

La jabalina con unos enormes colmillos abatida hace una semana en Jaén

jabalina con grandes colmillos

El veterano cazador Juan Ramírez Romero, que lleva 46 años cazando el jabalí en espera, nunca había visto un ejemplar como el que abatió el pasado jueves, 28 de octubre, en su coto ubicado en las cercanías de la localidad de Cambil (Jaén). Se traba de una jabalina con unos enormes colmillos más propios de un gran macho.

Otra hembra de jabalí con un magnífico trofeo abatida también en Jaén

jabalina con colmillos
Fernando y Antonio Ramos Espinosa junto a su primo Marcelo Ramos, quien abatió este raro ejemplar. / Fernando Ramos

Las imágenes de Juan Ramírez nos recuerdan al ejemplar abatido hace cuatro años por Marcelo Ramos en Campillo de Arenas, también en Jaén. En aquella ocasión las dimensiones de los colmillos de la hembra -23 y 24 centímetros de longitud- hubieran sido suficiente para tratar de homologarlo, si hubiera sido un macho. 

Según relató entonces a Jara y Sedal el primo del cazador, quien le acompañó durante la cacería, los perros dieron con un buen ejemplar de jabalí que les plantó cara sin escapar hacia los puestos, como suelen hacer los macarenos más veteranos. Marcelo se apresuró entonces y consiguió abatirlo, pero al examinarlo con detenimiento no salía de su asombro: se trataba de una jabalina con unos colmillos de gran tamaño.