fbpx

Agentes de la Guardia Civil pillan in fraganti a un presunto furtivo colocando lazos en Ávila

Varios agentes realizaban una batida a pie cuando detectaron varias trampas ilegales en Puerto Castilla, Ávila. Poco después ponían en marcha un operativo que acabó pillando con las manos en la masa al presunto furtivo.

lazos furtivo Ávila
Algunos de los lazos interceptados por la Guardia Civil. © Guardia Civil

La Guardia Civil de Ávila investiga a un individuo por su implicación en un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por utilizar lazos fabricados con cable de acero para capturar animales. Sucedió el pasado 31 de enero cuando una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba realizando una batida a pie orientada a la prevención del furtivismo en el término municipal de Puerto Castilla (Ávila) halló un alambre de acero trenzado de unos 4 milímetros de grosor, con un nudo corredizo sin freno, anclado en una pared de piedra y amarrado a una horcadura de roble.

Tras continuar con la batida a pie por la zona, según ha detallado el propio instituto armado, se hallaron otros cinco lazos más y líquido atrayente de animales silvestres. Se decidió entonces llevar a cabo un operativo discreto, en el que se sorprendió in fraganti, a una persona manipulando las mencionadas trampas.

Tras ser identificado el presunto furtivo los agentes registraron su vehículo en el que localizaron un lazo más y dos cámaras de foto-trampeo. Comprobado el grado de intencionalidad de este individuo, y que actuaba deliberadamente para la captura de animales, se procedió a su investigación por los hechos descritos. Los lazos-trampa han sido intervenidos como pruebas de convicción.

La Benemérita recuerda que la utilización de este tipo de trampas, está totalmente prohibida, ya que es un arte masivo y no selectivo, pudiendo ser capturado cualquier clase de animal, incluso especies protegidas o domésticas. Estos animales quedan atrapados y al intentar huir se hacen más daño aún, llegando incluso a morir por asfixia o gangrena de una forma lenta, lo que agrava aún más su sufrimiento.

Esta actuación ha sido efectuada por el Destacamento de Protección a la Naturaleza (DEPRONA) de la Sierra de Gredos y la Patrulla de Protección a la Naturaleza de Piedrahita (PAPRONA).