fbpx

Detienen a dos furtivos tras hallar 17 machos monteses muertos y analizar el ADN de sus cuchillos

La Operación Hoyuela, que se puso en marcha en 2020 tras la aparición de 17 macho monteses abatidos ilegalmente en la Sierra de Gredos, se ha saldado con dos detenidos, diez investigados y la intervención de varias armas de fuego.

Guarda Civil furtivos Gredos
Un guardia civil observa un todoterreno en una foto de archivo. © Shutterstock

La Guardia Civil, dentro del marco de la Operación Hoyuela, ha detenido a dos personas e investigado a otras 10, como presuntas autoras de delitos contra la flora, fauna y animales domésticos, así como de de tenencia Ilícita de armas, tal y como ha informado el instituto armado en nota de prensa.

A lo largo de los años 2020 y 2021, gracias a la estrecha colaboración que los celadores de la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos mantienen con la Guardia Civil, se tuvo conocimiento de que en dicha sierra habían aparecido un total de 17 ejemplares de macho montés (Capra Pyrenaica) abatidos ilegalmente.

Por ello, y durante el mes de enero del pasado año, momento en el que aparecieron los primeros ejemplares muertos, se inició la denominada Operación Hoyuela, para esclarecer los hechos acaecidos.

El servicio de criminalística ayudó a identificar a los furtivos

El resultado final de la operación ha sido la detención de dos personas, la investigación de otras 10, la incautación de 6 trofeos de los ejemplares abatidos, que quedaron a disposición de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, 4 armas blancas , 4 de fuego y 4 lazos.

Para probar la autoría de los hechos, la Guardia Civil remitió muestras de la sangre hallada en las armas blancas junto con la de los ejemplares abatidos al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para su cotejo y conocer así si se trataba de los mismos animales. Dicho análisis dio resultado positivo.

Esta Operación ha sido llevada a cabo por el Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Ávila, Patrullas de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil de Casavieja y Piedrahita, la colaboración del SEPRONA de la Guardia Civil de Sevilla, del Servicio de Criminalística y de los Celadores de la Reserva Regional de Caza de la Sierra de Gredos.