fbpx

Los guardas rurales también estuvieron presentes en la manifestación del 20M

Si hay un colectivo implicado en la conservación de la fauna y del estado general de los cotos de caza ese es el de los guardas rurales. Como no podía ser de otro modo, ellos también estuvieron presentes en la manifestación del 20M.

guardas rurales manifestación 20M
Guardas rurales durante la manifestación del 20M. © Israel Hernández

La histórica manifestación en defensa de la caza y el mundo rural que se llevó a cabo el pasado domingo 20 de marzo en Madrid consiguió la histórica asistencia de unas 800.000 personas, entre ellos cerca de 600.000 cazadores según las entidades organizadoras. La mayoría de los asistentes protestaron contra la reforma del Código Penal y el Anteproyecto de la Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales, unos planes del Gobierno que, de salir adelante, podrían acabar con la caza.

Entre los miles de personas relacionadas con la caza que acudieron a la cita se encontraban los guardas rurales, aquellos que se dejan la piel a diario por conservar lo que más valoramos los cazadores: nuestros cotos y las especies que él habitan.

Guardas rurales, de caza y pesca, durante la manifestación del 20M. © Víctor Villalobos

Víctor Villalobos, Víctor Villalobos Responsable Regional de FTSP-USO Andalucía, ha enviado a Jara y Sedal diferentes instantáneas de varios de sus compañeros durante la histórica manifestación. En ellas se puede identificar la presencia de asociaciones como Anaguar, Guardas de caza y pesca riojanos y la Federación Nacional de Guardas Rurales.

Varios guardas rurales durante la manifestación del 20M sujetan las pancartas editadas por Jara y Sedal. © Víctor Villalobos.

La importancia del guarda rural en un coto de caza

Un buen coto de caza, un coto cuidado, se caracteriza por contar con la labor profesional que en él desarrollan los guardas rurales con conocimientos y experiencia, además de formación específica. 

En ocasiones las sociedades de cazadores no cuentan con los servicios profesionales de técnicos guardas rurales con objeto de abaratar los costos. Sin embargo, esto es un gran error, ya que los costes reales de las oportunidades de caza y de las piezas abatidas se disparan, cuando no existe la labor de los guardas rurales. En este artículo ya te contamos en Jara y Sedal por qué es imprescindible contar con uno de estos profesionales en tus lugares de caza.