fbpx

Los guardas de caza de varios cotos salvan a dos buitres y una avutarda

El guarda de la Sociedad de Cazadores de Carcabuey (Córdoba) rescató ayer un buitre leonado que se encontraba desorientado y muy debilitado en las inmediaciones del coto de caza. En Badajoz, otro guarda hacía lo propio con una avutarda y otro buitre.

Edu Pompa

El guarda del coto cordobés de Carcabuey, Valentín Gómez, recibió ayer el aviso de varias personas que durante la mañana avistaron a un buitre desorientado y muy debilitado en las inmediaciones del coto de caza. Según ha informado la Federación Andaluza de Caza (FAC), tras capturarlo y comprobar su precario estado de salud, Gómez lo entregó al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas, donde los Agentes de Medio Ambiente y técnicos procederán a su recuperación y posterior suelta.

«Frente a quienes lanzan mensajes de odio contra los cazadores a través de las redes sociales desde sus despachos o desde la playa, los cazadores siguen demostrando que son los primeros y principales custodios del medio ambiente», explica José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien ha felicitado a la Sociedad de Cazadores de Carcabuey y a su guardería por una actuación que demuestra, una vez más, que la caza es sinónimo de protección al medio ambiente.

Rescatados una avutarda y otro buitre en Badajoz

José Luis Gordillo, guarda de la Sociedad Local de Cazadores de Bienvenida, encontró en el campo una avutarda herida. Fue él mismo quien dio la voz de alarma a Acción por el Mundo Salvaje (AMUS) para que la atendieran en su hospital.

Tal y como ha publicado la página de Facebook de Guardas Rurales España, no es la primera vez que Gordillo rescata a un ave herida. También hizo lo propio con un buitre hace tiempo.

Acciones como las anteriores demuestran la importancia de la figura de los guarda rurales en nuestros campos, quienes trabajan día a día en contacto con la naturaleza y los primeros en advertir este tipo de incidencias.

Deja una respuesta