fbpx

Grabarse asustando vacas: el último y peligroso reto de TikTok que denuncian los ganaderos

La moda de asustar a las vacas para conseguir unos cuantos clics en TikTok le puede salir muy cara a los jóvenes, económica y físicamente. Hace unos días, además, ya se registró el primer caso de trece vacas despeñadas por un desnivel de 300 metros tras un ataque de pánico.

Javier Fernandez-Caballero

Asustar a las vacas para conseguir un ‘buen’ vídeo de TikTok le puede salir muy caro a los jóvenes que la hagan. A pesar de ello, esta nueva moda no para de ganar adeptos en esta red social. El ‘reto’ es tan absurdo como peligroso: los jóvenes se ponen de pie con las piernas separadas, los brazos hacia arriba y finalmente corren agitando sus manos hacia una vaca. El objetivo es que el animal huya asustado, como se muestra en el vídeo inferior.

El absurdo fenómeno se llama ‘Kulikitaka Challenge’, debido a la canción que suena en el vídeo mientras se hace el citado movimiento. En países como Alemania los ganaderos ya están advirtiendo sobre la peligrosidad de estas acciones.

«Estas campañas no son divertidas, sino que amenazan la vida y son contrarias al bienestar animal», dice el subsecretario general de la Asociación Alemana de Agricultores, Udo Hemmerling, en declaraciones al medio alemán Tag24.

Advierte de que, aunque cierto ganado parezca pacífico, puede defenderse agresivamente si tiene terneros a su cuidado: «Si una vaca –que pesa alrededor de 700 kilos– está asustada e irritada, puede cargar contra una persona», asegura Hmmerling.

Según la asociación de agricultores, el ganado no tiene reparo en acercarse a las personas, pero si tuvieran miedo, sin previo aviso podrían embestir. «Es un riesgo importante solo para obtener unos cuantos clics», afirmó al citado medio el representante ganadero.

13 vacas despeñadas por un desnivel de 300 metros tras un posible ataque de pánico

Pero el asunto va más allá del propio daño a los humanos, ya que las consecuencias del susto pueden tener un final fatal también para los animales. Según el citado medio, la semana pasada 13 vacas de un pasto alpino se despeñaron por un desnivel de hasta 300 metros en Immenstädter, un municipio situado en el distrito de Alta Algovia, en el estado federado de Baviera. Curiosamente, varios excursionistas habían estado por la zona aquella noche.

«No tenemos evidencia de que esto se haya hecho a propósito», informó el miércoles la administración de la ciudad. Sin embargo, la policía dice que están investigando el caso. «Si esa era en última instancia la intención, se pueden considerar denuncias sobre violaciones del bienestar animal y daños a la propiedad», dijo un portavoz de la sede de la policía en Suabia Sur.