fbpx

Graba cómo una liebre aguanta encamada casi un minuto antes de arrancarse

Este cazador capta en vídeo el instante en el que una liebre permanece encamada sin moverse hasta que se arranca y respeta su huida.

liebre
La liebre aguanta en su cama, © JyS

El cazador madrileño Francisco López Romero grabó, el pasado domingo 4 de enero, una bella estampa en su coto, situado en las cercanías de la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel. López captó en vídeo el instante en el que una liebre permanecía encamada sin moverse ni un ápice ante la atenta mirada de los cazadores.

Francisco llama a su perro: «Ven, que tienes un regalo», le dice. Y, cuando se acerca, y tras casi un minuto de grabación y aguante por parte de la rabona, ésta echa a correr delante del can, que corre tras ella.

«Esta ha sido una de las zonas que más ha sufrido en los últimos años la mixomatosis y por eso este año el compromiso de todos los cazadores de este coto es el de no cazar ninguna liebre para que la especie se pueda recuperar», describe sobre una grabación de 52 segundos que muestra la responsabilidad de un buen cazador y gestor del ecosistema.

Un agricultor graba a un valiente lebrato que le ataca en varias ocasiones

Un vídeo en el que se ve a una cría de liebre atacando a un agricultor que graba las siguientes imágenes está arrasando en Internet. El gazapo no duda en lanzarse en repetidas ocasiones contra la cámara, defendiéndose como puede.

Las liebres tienen fama de ser «valientes», como dicen los galgueros, pero este ejemplar en concreto lo ha demostrado con creces. En un momento de la grabación en la que incluso la persona que lo filma acerca unas hojas contra el animal, este no se amedrenta y sigue embistiendo. Te lo mostramos aquí.

El aguante de esta liebre encamada te dejará sin palabras

La liebre encamada. / JyS

El vídeo impresiona: una liebre encamada aguanta hasta la última milésima de segundo para intentar emprender la carrera. El animal lo hace después de que un grupo de cazadores permanezca hablando y haciendo ruido a su alrededor durante varios minutos. Su aguante es tal que ni se inmuta cuando los perros pasan a su alrededor. Uno de ellos, incluso llega a brincar por encima de su cuerpo. Te lo mostramos.